Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

María Eugenia Yagüe: "Marichalar está indignado, aunque tranquilo"

Continúa abierta la polémica entorno a la noticia del presunto consumo ocasional de cocaína de Jaime de Marichalar como posible motivo de la Infantan Elena para pedir la nulidad de su matrimonio. Según Jaime Peñafiel, hay que ser muy cautos y recalcar el término "presunto" en cuanto a publicado por la revista 'Época'.
La autora del reportaje que ha abierto la polémica, hablaba para Intereconomía explicando que en el conflicto de la separación, la Infanta Elena podría alegar el desconocimiento de un posible consumo ocasional de cocaína por parte de su todavía marido Jaime de Marichalar. Alegando según la publicación que "consituye un vicio en el vínculo natural de matrimonio".
Asimismo, aseguran que Don Jaime de Marichalar "no acepta este desconocimiento del consumo ocasional de cocaína ni el consumo mismo como causa de nulidad" y añaden que podrían haber aportado una prueba notarial que lo desmienta.
Con la polémica abierta y servida en todos los medios de comunicación, se produciría un recrudecimiento de la situación desde que los Duques de Lugo anunciaran "el cese temporal de la convivencia" en su matrimonio.
Según se afirma en la publicación, Doña Elena podría estar incumpliendo el régimen de visitas. Así, afirman que la Infanta habría viajado en distintas ocasiones hasta Barcelona junto a sus hijos sin el consentimiento de su hasta ahora marido.
El periodista Jaime Peñafiel aportaba más detalles acerca de la situación en Zarzuela. Según Peñafiel, "la Casa Real desmiente que la pareja haya iniciado el proceso de divorcio".
Según Jaime, en el reportaje se confunden los términos de nulidad y divorcio "aquí, desde el cese temporal de la convivencia se están dando los pasos para un divorcio que todavía no ha llegado... si se puede pasar antes por la nulidad... son dos cosas totalmente diferentes", añade.
En cuanto al presunto consumo, Peñafiel advierte que "siempre hay que recalcar 'el presunto' y comenta que tiene simpatía a Marichalar asegurando "es un buen chico, desgraciado desde que le dio el ictus" un episodio en el que "la Infanta se comportaba de modo ejemplar", afirmaba.
En opinión de María Eugenia Yagüe, "no creo que Jaime consuma cocaína" pero, en cualquier caso, supondría un hecho que pertenece a su intimidad y que, en el caso de producirse "puede afectar drásticamente a su vida". Según la periodista, Jaime de Marichalar "Está tranquilo y al mismo tiempo indignado (...) Considera que hasta ahora se le ha tratado de una forma indignante y que se han dicho cosas tremendas pero que hoy se han traspasado los límites".