Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miguel Ángel Silvestre mata al 'Duque'

El artículo indaga en la presión que sintió Miguel Ángel Silvestre cuando alcanzó la fama con su personaje 'El Duque' de 'Sin tetas no hay paraíso'. Una situación que llegó a traducirse en verdadero sufrimiento para este actor de vocación tardía, pues dio sus primeros pasos como deportista jugando al tenis hasta que se lesionó, cuenta el redactor Rafa Pontes en el reportaje.
Tras conseguir pactar con Telecinco la muerte de su personaje, una negociación debida a que pretendía abandonar la serie a mitad de la segunda temporada por el cansancio, Silvestre se dio una cura de kilómetros. Metió en la maleta su tabla de surf y en año y medio recorrió la friolera de nueve países: Kenia, Marruecos, Portugal, Grecia, Francia, Italia, Costa Rica, Estados Unidos e Indonesia. Una auténtica odisea donde volvió a disfrutar de algo que había perdido en España: la intimidad.
El actor se reencontró consigo mismo, explica, tratando con desconocidos de tú a tú, caminando sin ser señalado y fotografiado. La pérdida del anonimato en la calle fue, según cuenta, el precio más elevado de la fama: "Empecé a echar de menos poder cruzarme con la gente por la calle y mirarles tres segundos, el tiempo mínimo para reconocerte en el otro. Tenía que hacerlo en menos de uno, o no hacerlo, si no quería hipotecar mi vida personal".
Un actor, ante todo, valiente
En el texto, el consejero delegado de Telecinco, Paolo Vasile, revela que si Miguel Ángel entró en el plantel de 'Sin tetas no hay paraíso' fue porque sus colaboradores se lo ocultaron. Cuando en 2005 decidió abandonar la serie 'Motivos personales' de Telecinco para irse a rodar la película 'La distancia', en condiciones normales, no hubiera vuelto a trabajar con la cadena. Es más, según apunta Vasile, "en Estados Unidos haces una cosa así y tienes que ir a buscar trabajo a un banco". No obstante, el valor que demostró el actor con esa decisión fue tomado en muy alta estima por el directivo de la cadena, que actualmente se considera el "padrino" de Miguel Ángel.
Después de un periodo en el que ha protagonizado ocho de cada diez portadas de la revista Cuore, tal y como reconoce su director Álvaro García, ahora Silvestre volverá a sumergirse de lleno en la actualidad con el estreno de la película basada en hechos reales, 'Alakrana', en la que interpreta al capitán de un barco atunero español secuestrado por piratas somalíes. Y una cinta de género fantástico, 'Verbo', donde dará vida a un personaje llamado 'Lírico' junto a la debutante Alba García.
Miguel Ángel Silvestre y Alba García en 'Verbo'
Nuevos proyectos para enterrar definitivamente al inolvidable Duque. Trabajos en los que trata de superarse constantemente porque siempre se enfrenta a ellos pensando que van a ser los últimos de su carrera. Una motivación profesional al margen de la celebridad, porque, en sus propias palabras:   "Dentro del éxito hace mucho frío".