Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miki y Berta quieren dar celos a Ainhoa

Miki recibe una vez más la visita de una seductora Berta, dispuesta a ligarse al escritor frustrado. La casada sin compromiso está dispuesta a llevarse a Miki a la ópera, no importa cómo tenga que convencerle, incluso se ofrece para darle celos con ella a Ainhoa.
Berta dispuesta a seducir a Miki, se presenta en su casa con un espectacular vestido dispuesta a llevar a Miki a la ópera. Este se niega, pero Berta insistente, trata de convencer a Miki para que acceda a ir con ella. Su argumento se basa en persuadirle diciéndole que si Ainhoa les ve llegar juntos de la ópera, se volverá loca de celos.
Finalmente, Miki acepta, y se prepara para ir con Berta. Cuando estos llegan a casa, Ainhoa está trabajando, y les pregunta por su noche juntos. Lo que se acaba produciendo es otro enfrentamiento entre Berta y Ainhoa, que se insultan mutuamente. Miki trata de frenar el enfrentamiento, y Berta decide irse.
 
"El perro del Hortelano es ese que ni come ni deja comer", le dice Berta a Miki, queriendo así tirarle la indirecta a Ainhoa, que ni se lía con Miki, ni se lo deja para ella.
 
Berta trata de cumplir su promesa de poner celosa a Ainhoa, y le dice a Miki lo bien que lo han pasado y le besa, bajo la atenta mirada de Ainhoa.