Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Necesitamos reservas marinas hoy para tener peces mañana"

Cuidar hoy el mar para proteger las especies que habitan en él, es el objetivo de Greenpeace con su Tour Mediterráneo 2008. En su travesía a bordo del Artic Sunrise, la organización lucha por "la buena salud del medio ambiente marino" que contiene en sus aguas el 9% de toda la biodiversidad marina.
"deteriorando ese tesoro de forma irreversible".
Precisamente para luchar contra estas amenazas que deterioran el litoral, Greenpeace emprende a bordo del 'Artic Sunrise' una travesía "en Defensa del Mediterráneo". Un recorrido de cuatro meses por las regiones mediterráneas con el objetivo de demandar reservas marinas a lo largo del Mediterráneo. Su lema: "Necesitamos reservas marinas hoy para tener peces mañana".
La primera parada de la expedición tenía lugar en las Baleares donde la actividiad de Greenpeace se centraba en descubrir los lugares cuya protección y conservación es prioritaria como son los corales de profundidad. Pero los corales no son los únicos amenazados que necesitan protección, en estas aguas, la pesquería del atún rojo también puede considerarse una amenaza para el Mar Mediterráneo.
Por todo ello, Greenpeace propone "la creación de un santuario para esta especie en aguas baleares, porteger la zona sería imprescindible para el futuro de la especie".
Murcia también fue punto de investigación del Artic Sunrise ya que presenta "una de las mayores áreas de interés comunitario en Europa". En concreto, se pedía la protección marina creando una reserva frente a Cabo Tiñoso, "una zona con praderas de posidonia oceánica, fondos rocosos y cañones submarinos".
Los vertidos son otra importante amenaza para el entorno marino del mar Mediterráneo. Por ello, el Artic Sunrise hacía escala para denunciar "uno de los casos de contaminació marina más flagrantes a los que nos hemos enfrentado en los últimos tiempos: el Don Pedro, un carguero sumergido en la entrada del puerto de Ibiza". El suceso tenía lugar hace ahora un año y aún se encuentra a más de 40 metros de profundidad. Se trata de un buque que transportaba en su interior varias toneladas de residuos peligrosos.
Con este Tour 2008, Greenpeace pretende, una vez más, acercar a todos los ciudadanos una realidad a la que no se tiene un fácil acceso, porque "el futuro del Mediterráneo también está en tus manos".