Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Risto reclama más minutos para su G-20

Risto está "cabreado" y es que han recortado la duración de G-20 en dos ocasiones, por ello el presentador aseguraba que para que este programa se siga llamando G-20, habría que respetar el formato acordado. Pero además, el publicista tenía algo que decir al Vaticano y a Mariano Rajoy.
Buenas noches y bienvenidos al que puede ser el último programa del G-20, en el último minuto os explicaré por qué. Por lo pronto, hoy estoy que me muero de los nervios, estamos a menos de 48 horas de saber quién va a arrebatarnos por segunda vez consecutiva los Juegos Olímpicos y eso me tiene carcomido. A mí, esto de las Olimpiadas me empieza a sonar a otro gran evento internacional en el que siempre perdemos la dignidad y que ahora no recuerdo cual es.
En fin, hay que ser positivos y como muestra de apoyo esta noche abriremos nuestra manita multicolor para estamparla en los 20 jetos más penosos de la actualidad, bueno en los más penosos no que entonces sólo saldrían políticos, aquí van a salir unos poquitos más.
- A el Vaticano
Hoy nos hemos enterado de que la mayoría de estudiantes que no escogen la asignatura de religión tiene prohibido estudiar cualquier otra asignatura porque eso les daría ventaja y mientras a sus compañeros les comen el coco, los laicos pueden hacer cualquier cosa menos aprovechar el tiempo. Como no nos lo creímos, para comprobarlo hemos llamado a un colegio público y hemos, literalmente, flipado.
(Escuchamos la conversación telefónica)
Está prohibido trabajar en las materias. Que alguien me explique cómo se lee un libro de una manera u otra. Este hombre sabe algo que no sabemos. De las palabras del director podemos deducir dos cosas: Una, que es aficionado al carajillo y otra que la iglesia manda sobre los colegios públicos, su argumento lo habéis oído, así evitan dar ventaja a los estudiantes laicos. hombre, por fin, por lo menos lo reconocen, las clases de religión no sirven para nada porque si sirviesen para algo aquí los discriminados serían los laicos. Ahora que PSOE y PP se han puesto de acuerdo en la educación, no sé si sería mucho pedir que arreglasen tan vergonzosas como esta y la influencia que aún tiene sobre la educación de nuestros hijos, sí lo sé eso es mucho pedir.
- A Mariano Rajoy
mariano, lo que estás haciendo como líder, lo de líder es un decir, no tiene nombre, tiene un adjetivo: patético. Mejor dicho, lo que no estás haciendo, 71 imputados por el caso Gürtel, la mayoría de tu partido, y tú o mejor dicho sicarios porque tú no das nunca la cara pidiendo explicaciones a jueces y policías, ¡Feo! Envías a tu Secretaria General dominatrix Cospedal a pegarle un toque a Camps y él te chulea y te exige que lo que le tengas que decir se lo dices a la cara, ¡Muy feo! Tú en tu línea, escurres el bulto y en plan acusica de la clase dices que fue idea de ella, ¡Feo, feo, feo!
Los escándalos de corrupción que asolan tu partido son muchos y evidentes y tú miras a otro lado o te haces el loco cuando te preguntan y eso es ¡Feo! Ese país necesita ahora más que nunca una oposición fuerte y responsable y tú hablando sobre 'los chuches' a tu público natural que son los menores de edad mental. Así que dirigiendo el timón del PP me recuerdas a un capitán de barco, pero uno muy concreto, el del Titanic.
¿El último G-20?
Lo dije ayer en este plató, que estaba muy cabreado porque nos habían recortado el programa y eso al fin y al cabo nos jode a nosotros porque significa menos audiencia pero sobre todo os jode a vosotros porque no os podemos explicar lo que queremos explicar.
Así que ya me da igual quién venga después de nosotros, señores de Telecinco si quieren que este programa se siga llamando G-20 respeten el formato y déjenos, como mínimo los minutos que habíamos acordado. A partir de aquí, si no, se tendrá que llamar de otra manera G-8, G-2 o lo que haga falta.