Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Roberto deja plantada a Noelia en el altar

Cuando están a punto de darse el sí quiero, Roberto no puede casarse con Noelia, no puede olvidar la opourtunidad que tiene en París, no puede renunciar a la beca. El redactor jefe confiesa a Noelia que no está atado a ella, la novela es más importante que ella. Mientras, Diego sorprende a todos en el concurso de karaoke: primero por una declaración de amor hacia adriana y después por demostrar que sigue siendo el mismo cruel jefe de personal.
A pesar de las primeras tensiones con sus futuros suegros, Noelia consigue por fin lo que se proponía y llega al juzgado con Roberto para casarse, pero su vocación de escritor termina siendo más fuerte que el amor por Noelia y planta a su novia en el altar sin darle el sí quiero.
Pese a que la pérfida Noelia ha hecho todo lo posible por evitar que su apuesto novio marche a París en busca de una carrera como escritor, el joven sentirá la llamada de la vocación en el último momento y decidirá partir, dejando a Noelia compuesta y sin boda.
Mientras tanto, Ángel está empeñado en hablar con Be y ella, que ha sido advertida por Alicia, le esquiva en Bulevar 21 sin saber que el joven intentará entrar por la fuerza en su casa.
El concurso de karaoke al que se apuntó Diego para demostrar que sabe divertirse termina convirtiéndose en una demostración de cosas más importantes: lo mucho que quiere aAdriana, por un lado, y el ser humano cruel y egoísta que lleva dentro, por el otro.