Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Rocío dio a luz gemelas y yo las separé"

Sara y RebecaARCHIVO TELECINCO
Ajeno a lo ocurrido hace 28 años durante el alumbramiento de su hija, Arturo recibe atónito la noticia en boca de Elías: "Rocío García dio a luz gemelas y yo las separé".
Tras descubrir que Sara no tiene nada que ver con la filtración de información, la verdadera Rebeca acude a la constructora para disculparse con ella. Al llegar se encuentra con Pepe Lee, pero algo más importante está pasando por la mente de Rebeca. Nada más entrar, la joven tiene una alucinación con Rafa, allí mismo, en la constructora. El impacto deja la deja tan conmocionada que Rebeca se desmaya delante de Pepe lee.
Mientras la joven se recupera, en la sala de juntas, Sara anuncia que el creador del proyecto de playa es Pepe Lee y sale para buscarle. Sin embargo, Sara recibirá una desagradable sorpresa, en el hall se encuentra a Pepe Lee con Rebeca inconsciente. Inmediatamente, Sara impone un protocolo de emergencia: Pepe Lee lleva a Rebeca a casa, mientras Sara distrae a Lomas, el inversor.
Una vez en casa de Rebeca, Pepe Lee le hace creer que su alucinación fue falsa. Sin embargo, queda otro flanco abierto, la reunión con Lomas. Sara llama a Pepe Lee para que acuda a la reunión pero no hay tiempo. Sara vuelve a tirar de su ingenio y con unas artimañanas hace que Lomas y su padre accedan a hacer la reunión por videoconferencia. Afortunadamente para ella, la reunión es un éxito y la constructora consigue un nuevo proyecto.
Tras el éxito, a Arturo no le queda más remedio que reconocer la valía de Pepe Lee a pesar de no tener la carrera por lo que le ofrece el puesto de ayudante.
Por su parte, ya más relajados, Rafa y Sara deciden ir al cine mientras, Rebeca llama a “Rebeca Mendoza”y le promete dejar de entrometerse en las obras de la plaza. Lo que no espera Sara es que el cine se convierta en un nuevo foco de tensiones.
Sara y Rebeca por separado, deciden ir a ver la misma película y casualmente se sientan muy cerca. En plena proyección las dos hermanas se descubren la una a la otra. La casualidad hará que, como sucediera en su primer encuentro, una de las hermanas viva una situación peligrosa.
En esta ocasión será Sara la víctima, aunque a diferencia de la primera vez, la joven contará con la inestimable ayuda de su hermana. Rebeca salva a Sara de un atraco gracias a una corazonada. El haber sentido esa conexión y el enorme parecido físico que hay entre ambas hace que Rebeca se plantee la posibilidad de que sean gemelas.
La resolución de su caso parece estar cada vez más cerca, sobre todo, cuando Arturo, de visita con Eduardo, ve pasar a Sara y queda impresionado del parecido con su hija. Tras el inesperado encuentro en el cine, Sara también se queda muy tocada y vuelve a contemplar la posibilidad de que Rebeca también sea adoptada. Esa inquietud hace que Sara busque fotos de Lourdes embarazada para descartar la idea de que haya mentido a Rebeca y esta también sea adoptada. Harta de buscar sin resultado, Sara pide a Lourdes la foto de su embarazo.
Entretanto, Rebeca revisa los papeles de adopción que guarda Toñi para comprobar que sólo consta que Rocío García dio a luz a un bebé. Sin embargo, comienza a indagar por su lado y se propone firmemente encontrar a Rocío García, su madre biológica. Y todo esto, al tiempo que el tío Elías regresa a España y confiesa a Arturo que “Rocío dio a luz a gemelas y yo las separé"
Por su parte, Genaro, decide compensar a Paqui con una cena romántica, pero a Paqui le parece más de lo mismo y Genaro sólo consigue que se enfaden aún más y provoca serias dudas sobre su relación con Genaro..
Mientras, en la constructora Chete va a pedirle una cita a Usnavy pero ésta, antes de que el joven diga nada, le informa de que le gusta Pepe Lee y no piensa quedarse de brazos cruzados. La guapa recepcionistainicia su plan de acoso y conquista a Pepe Lee, que se mantiene indiferente. La situación entre ellas, sufrirá un cambio inesperado cuando, tras un desayuno “chino”, Pepe Lee, azuzado por Chete, se ve en la tesitura de confesar a Usnavy que su anhelado ascenso a ayudante de Rebeca, se lo ha quitado él.