Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Salva y Pau, dos hermanos enfrentados

Salva Bocanegra , que se incorpora a San Fernando en el capítulo 'Amantes y vecinos' (Ep. 10, Temporada 12) , es un chico de barrio, extrovertido,  impulsivo y un poco indisciplinado. Nada que ver con su compañero Pau Montaner, al que hemos conocido como un chico cumplidor, tímido y ambicioso. Para colmo uno es merengue hasta la médula y el otro un incondicional del Barça. Ambos chocarán desde el primer momento, pero más allá de sus diferencias, la causa de su profundo rencor les viene de familia.
Los dos nuevos agentes son hermanos, hijos del mismo padre, un policía que abandonó a Pau y a su madre cuando éste tenía seis años. A pesar del profundo odio que siente hacia su progenitor, del que ha prescidindo hasta del apellido,  el oficial Montaner ha seguido sus pasos y sueña con convertirse en el comisario más joven de España: "Mi madre dice que lo de los policías es como los curas, pura vocación", le dijo a Laura cuando se presentaron.
Dejando de lado alguna que otra novatada, hemos visto que  Pau ha encajado muy bien entre sus compañeros, sobre todo con LauraCasqueiro, en el que el joven ha encontrado un mentor. Además, Vanesa se siente atraída por él y entre ellos se huele el romance.
Aunque al principio Pau y Salva tratan de evitarse y no hablarle a nadie de sus lazos familiares, no podrán evitar las discusiones, llegando incluso a las manos. Estos hechos no pasarán desapercibidos a Casqueiro, que descubrirá su secreto. ¿Habrá sitio para los dos en San Fernando?