Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sandra de la Vega revela su doble identidad

Después de haber mantenido una doble idententidad durante meses, Sandra de la Vega decide poner fin a esta historia y confesar que ella también es Sonsoles, la limpiadora de Bulevar 21.
La situación de Sandra-Sonsoles se ha ido haciendo insostenible a medida que ha ido pasando el tiempo, su relación con Gonzalo se ha complicado y su hermano Diego sospecha que oculta algo, aunque no sabe el qué. Con tanta tensión, Sandra decide deshacerse de una de sus dos personalidades y finge la muerte de Sonsoles para no tener que hacer pública la verdad: ha alternado dos personalidades y ha engañado a todos sus compañeros de trabajo e incluso a sus dos hermanos.
Sin embargo, la solución de la muerte de Sonsoles, que nunca gustó a Bea, su cómplice, no resulta ser la adecuada y provoca más confusiones aún. Gonzalo comienza a pensar que Sandra de la Vega ha asesinado a su amante por celos. Ante esto y la presión que supone para ella la persecución de Diego decide confesar a todos los miembros de Bulevard que ella ha sido al mismo tiempo Sandra y Sonsoles.
Sandra de la Vega, que decidió apartarse de la revista y de sus hermanos, decidió meses más tarde regresar a la vida de Bulevar 21 convertida en Sonsoles, la nueva limpiadora. De esta manera se sumerge nuevamente en la vida de la revista  y en la la de sus hermanos y así consigue enterarse de todo cuanto acontece e incluso tomar parte en las decisiones más importantes de Bulevar.
Tras varios meses en el más absoluto anonimato, Sandra de la Vega decide confesar a Bea su verdadera identidad para convertirse en aliadas y sacar adelante la revista para así  evitar que Álvaro y Gonzalo manejen la revista y  que  Diego de la Vega se haga con el control total. Así es como ambas consiguen llegar a la dirección de Bulevar, momento en el que Sandra comienza a simultanear sus dos personalidades.