Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sara explica a Rafa de que su beso con Pepe Lee es un malentendido

Con el cuerpo todavía magullado por los sarpullidos, Sara se ve obligada a darle una explicación coherente a Rafa de por qué se estaba besando con Pepe Lee. Ella no quería. Es todo un malentendido. Todo esto inquieta a Pepe Lee, que se siente despechado.
Rebeca está confusa. Lo ha dejado con su novio hace poco y le dice a Eduardo que se lo tiene que pensar para salir con él más en serio. Él, hecho todo un galán y un caballero, asiente, le da tiempo y la tranquiliza: "ya sabes dónde estoy".
Mientras tanto, la convaleciente Sara, que ha tenido que hacer encaje de bolillos para que Rafa logre entender que su beso con Pepe Lee no era a voluntad, consigue hacer las paces con él. A partir de ese momento, llega la magia: deciden fijar una fecha para su boda. Esta noticia alegra a Lourdes e inquieta a Arturo.
Después, cuando se descubre que la relación entre sus padres y Rafa es inexistente, Sara se pone manos a la obra para remediarlo. Sin embargo, Pepe Lee, despechado, pondrá tierra de por medio entre él y ella.
Por su parte, todos son líos en la vida de Rebeca. Entre que se piensa si le da el 'sí' a Eduardo, se ve envuelta en una doble cita con éste y Pedro.