Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Shaila Dúrcal, espléndida durante su boda

El lugar escogido para la boda fue Acapulco, un emplazamiento exótico y de ensueño en el que sólo se echaron en falta dos ausencias. La de su madre, 'Marieta', como cariñosamente llamaban en la familia a Rocío Dúrcal, y la de Antonio, hermano de la joven que tenía que asistir a un juicio por la custodia de sus hijos.
 
Los medios de comunicación tuvieron que esperar al fin de la fiesta para hablar con los novios. Rondaba las dos y media de la madrugada cuando Shaila Dúrcal y Dorio, radiantes, explicaban a la prensa que acaban de vivir uno de los momentos más emocionantes de sus vidas. La novia lució tres vestidos a lo largo de la boda: uno durante la ceremonia, otro para la fiesta, y el último para atender a los periodistas. Este último, de corte sencillo, consistía en un modelo de cuello barco, con los hombros descubiertos y un leve encaje de flores. Su peinado, por otro lado, era un recogido adornado con una orquídea. A cara descubierta, dejaba ver su bonita sonrisa. 
 
Durante el banquete, que estuvo animado por un 'karaoke', Junior realizó una mención espacial a su esposa, de la que Shaila portaba un emotivo recuerdo que no quiso revelar. Una forma de recordar a su madre durante la boda. Las joyas, por otro lado, fueron de la firma Barcena.
 
A pesar de que la pareja actuó con prudencia, dado que la exclusiva de su boda ya estaba vendida, la prensa mejicana mostró su descontento hacia los novios. Al parecer, hubo mucha negociación con los medios para cuadrar la hora pero la fiesta se alargó más de lo que esperaban.
 
'El Programa de Ana Rosa' pudo hablar, en exclusiva, con Junior y recoger sus impresiones sobre el acontecimiento. Acapulco le traía grandes recuerdos de cuando él y Rocío Dúrcal visitaron la ciudad. Afirmó, por otro lado, que su hija que se casa con un "muy buen chico", que, además, sabe "manejar muy bien la carrera de mi hija".