Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Testigos protegidos'

Alex y Felipe presencian un asesinato mientras roban en una casa. Las cámaras de seguridad demuestran que se encontraban allí en el momento del crimen y la policía quiere que testifiquen. A cambio de su testimonio, ofrecen a toda la familia entrar en el programa de protección de testigos. Felipe accede porque los asesinos saben que había un testigo y no pararán hasta encontrarles. A partir de ese momento, cambian de identidad y se convierten en los Gómez.
La familia se traslada a vivir a una elegante zona residencial en la que cuentan con más comodidades de las que nunca esperaron disfrutar y, además, todo les sale gratis. Sin embargo, el juicio se celebra y una vez que el acusado es declarado culpable, el sistema de protección de testigos pasa al segundo estado, con lo que la policía deja de hacerse cargo de los gastos de la familia y del grueso de su protección.
Pueden permanecer en la casa y conservar las nuevas identidades, pero si quieren mantener el nivel de vida -algo que deben hacer para no llamar la atención-deberán correr ellos con todos los gastos. A partir de ese momento, la familia sólo cuenta para su protección con Diego, que se compromete a garantizar su seguridad.