Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Toma cero' celebra su programa nº100

Con motivo de la celebración de su programa nº 100, el próximo martes 19 de enero Toma cero se renueva con la voluntad de repartir más dinero y otorgar a sus concursantes la posibilidad de decidir, en todo momento, su destino en el juego, aunque para conseguir el dinero deberá vencer a David Muro, ya que el presentador será su adversario cada tarde.
La mecánica de 'Toma cero' se renueva en su última fase de juego con el objetivo de repartir más dinero y dar la última palabra a nuestros concursantes. Todas las puertas tendrán su valor y para ello se esconderán cantidades de dinero tras cada una de esas siete puertas. Seis de estas cantidades serían fijas en todos los programas: 20.000, 10.000, 6.000 y tres 0. La otra variará, ya que será la cantidad de dinero que haya acumulado el concursante durante las anteriores fases del juego.
Al iniciar la fase se invita al concursante a escoger al azar la que será su puerta favorita (queda marcada con una luz verde). Como novedad el presentador también juega, dado que podrá escoger una puerta, también al azar, después de que el concursante haya elegido la suya y marcarla como la puerta del presentador (quedará marcada con una luz roja).Tanto el concursante como el presentador tendrán la posibilidad de cambiar de puerta, pero este comodín sólo podrán usarlo una vez durante el juego. Una vez marcada la puerta, comienza el juego, donde el concursante ayudado por su familia, irá escogiendo puertas, que se abrirán y perderá lo que contengan, de tal forma que desaparecerán de la información gráfica.
El proceso se mantiene con triunfos y derrotas hasta que queden dos puertas (la del concursante y la del presentador). Entonces la dirección realiza una última oferta a través del cheque o bien propondrá un último cambio entre las puertas del concursante y el presentador. El programa finaliza con la apertura de esta última puerta, que desvelará quién ha jugado mejor: el concursante o el presentador.