Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

2016 bicicletas para Bolivia

El proyecto consiste en llevar 2016 bicicletas para hacer la vida más fácil a niños como esteJOSÉ ÁNGEL GARRIDO
La demanda de ayuda solidaria es infinita. E innumerables son también los proyectos que pueden realizarse para conseguir que este mundo sea un poquito más coherente y justo. Así, facilitar la vida a 2.000 niños que tienen que hacer más de cinco kilómetros al día, sólo de ida, para asistir a la escuela, es una de tantas posibilidades en la que, afortunadamente, alguien ya ha pensado.
Se trata de José Ángel Garrido, un hombre comprometido con los pueblos de Latinoamérica y sus gentes. Recientemente se ha dedicado a la organización de talleres para fabricar cocinas solares en Bolivia. Además de desarrollar un sistema ecológico y barato para cocinar alimentos, en zonas donde precisamente los servicios básicos brillan por su ausencia y no cuentan con suministro de energía, les enseña a construir un taller desde cero y a fabricar las mencionadas cocinas solares. Que aunque pobres, "no son tontos ni mucho menos", explica José Ángel. Tan sólo necesitan los conocimientos y las herramientas.
Actualmente, José Ángel Garrido quiere embarcarse en un proyecto que podría mejorar la calidad de vida de más de 2.000 niños, y relacionado con lo mencionado, fomentar la asistencia de estos a la escuela para ofrecerles lo que les dará independencia y libertad en un futuro: la enseñanza. En concreto, el compromiso consiste en llevar 2016 bicicletas a las regiones de Sucre y Potosí, en Bolivia, hasta zonas rurales donde los pequeños caminan, cuando se lo permite la orografía, más de cinco horas al día, sólo de ida, para asistir al colegio. Estudiado el territorio al detalle y la población infantil de cada lugar, el proyecto podría dividirse en tres fases: búsqueda de un 'esponsor'; recaudación de las bicicletas, que procedería de la donación de particulares; transporte y distribución de las mismas.
 
Son 2016 bicicletas porque la cifra entronca con la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos, un detalle fácilmente recordable por cualquiera. Por otro lado, la recaudación de bicicletas se haría coincidir con el final de la Vuelta Ciclista a España. Ocho contenedores situados en una zona clave de Madrid a los que podrían acercarse la gente para llevar sus bicicletas. Una vez recogidas, se engrasarían, matricularían y se introducirían en los contenedores correspondientes para su transporte hasta Bolivia. Estos, tras vaciarlos, serán utilizados como pequeños dispensarios de salud en los lugares de recepción. Porque todo, absolutamente, puede tener una doble utilidad.
 
En barco, las bicicletas partirían desde España hasta Iquique (Chile). El gobierno de Bolivia, junto con su embajada en Madrid, se responsabilizaría de las labores de desaduanización, asumiendo los costes. El ejército boliviano transportaría cuatro contenedores hasta Sucre y cuatro a Potosí. Una vez colocados en lo lugares de distribución, José Ángel Garrido se encargaría de la entrega de cada bicicleta y de distribución de los contenedores para su futuro uso como dispensario médico. A cambio de cada bicicleta, los progenitores o responsables directos de cada niño firmarán un papel a través del cual adquieren un compromiso 'simbólico'. La idea es que con ello garanticen la asistencia de estos al colegio y el uso de las bicis para tal efecto.
 
Sin lugar a dudas, la funcionalidad, operatividad y necesidad del proyecto son enormes. Para llevarlo a cabo, José Ángel Garrido se ha puesto en contacto con entidades públicas, como la Comunidad de Madrid, y privadas, que pudieran estar interesadas en patrocinarlo, pero aún nadie ha respondido. A cambio de participar en un proyecto solidario, obtendrían la consiguiente repercusión en los medios de comunicación. Y gracias a ello, por supuesto, 2016 niños de Bolivia, que guardan como un tesoro una simple caja de lapiceros, recibirán el regalo más grande que jamás nadie les ha realizado.
 
Contacto:
José Ángel Garrido:
Teléfono: 678002004