Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La declaración de Bea

En el capítulo del martes 5 de febrero, Bea se ve se siente decepcionada con Álvaro.
Olga es una mujer implacable y no deja que sus affaire con Álvaro interfiera en su trabajo y no se deja llevar por sus sentimientos. La fiscal considera que el ex director de Bulevar ha cometido un delito y trata de hacer lo posible porque se imparta justicia.
En esta situación, Álvaro se ve obligado a confesar a Nacho y Bea que ha mantenido una relación con Olga. La noticia desconcierta a Bea, quien decepcionada decide declarar cuanto antes para terminar definitivamente con la historia. Sin embargo, Olga no está contenta y llama a declarar a Gonzalo, complicando aún más la situación de Álvaro.
Mientras tanto, en Bulevar 21 Andrea sigue dispuesta a utilizar a sus compañeros como cebo para su artículo de los adivinadores y sigue con su papel de Madame Selena. La periodista, resulta tan convincente como adivinadora que pronto se corre la voz por toda la redacción y todos los compañeros, incluso los que menos se imagina, empiezan a llamarla para realizar sus consultas.
Por otro lado, la decisión de Richard de dimitir como director creativo de la revista parece irrevocable, por lo que Cayetana decide tomar cartas en el asunto y enfrentarse con Diego e intentar detener la locura en que se está convirtiendo su gestión.