Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El embarazo de Pepa y el plan de los Fefé

La noticia del embarazo de la carnicera se convierte en el tema de mayor interés entre los vecinos del mercado. Pepa se convierte en la comidilla del barrio y despierta la envidia y la ira de Amparo, la frutera, que intentará quedarse embarazada por todos los medios.
La envidia y la rabia se apoderan de Amparo cuando la noticia del embarazo de Pepa llega a oídos de los propietarios y clientes del mercado. La ex-mujer del pescadero decide hacerle la vida imposible a la carnicera, mientras intenta quedarse encinta y evitar así que la carnicera se adelante.
Sin embargo, los intentos desesperados por quedarse embarazada no dan sus frutos y al ver que su relación con Joaquín no se ve recompensada con la ansiada gestación, Amparo decide quedar con Fito para encontrar una vía alternativa.
Por supuesto, el frutero anda con la mosca detrás de la oreja y temiendo que su actual pareja le sea infiel, Joaquín encierra a la “ex” del pescadero en casa. Su plan no funcionará, ella logra escapar y acude al apartamento de Fito, donde le sorprenden en extrañas circunstancias.
Entretanto, con la ayuda de los panaderos, el constructor diseña un maquiavélico plan para lograr que los distintos propietarios le vendan los puestos: llenar el mercado de San Cosme de escorpiones, tarántulas y otros bichos con el objetivo de espantar a la clientela.
Sin embargo, un inesperado accidente de moto hará fracasar la oscura maniobra del ambicioso promotor y el incidente acarreará imprevistas consecuencias al clan de los Fefé. Además, Felisa presiona a Pablo para que fije la fecha de la boda y le presente a su madre. Entretanto, Mike se prepara para una cita sugerente, cuyo desenlace será poco prometedor.