Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La fiesta y los novios

Mientras la nueva Sara está convencida de que salía con dos hombre a la vez, la nueva Rebeca intenta sacar adelante la fiesta de aniversario de la constructora gracias a Usnavy.
Mientras Rebeca intenta recuperarse, Sara ve como se le acumulan los problemas a la hora de organizar la fiesta de la Lourdes le habló en el showroom. A pesar de sus intentos desesperados por encontrar la solución, la joven no puede hacer nada. Su PDA no funciona por lo que no puede encontrar ninguna información útil que le ayude para salir adelante.
Desesperada, Sara busca entre todos los papeles de Rebeca, pero tan sólo encuentra en una agenda una indicación que parece estar en clave: Regalo papá AK 053. Afortunadamente para Sarra, la fiel Usnavy siempre está al quite. La recepcionista de la constructora se ofrece a ayudarle con los preparativos de la fiesta, ayuda que Sara acepta encantada.
Sin embargo, los problemas continúan. Mientras está en casa de Rebeca preparándose para ir al trabajo, Sara descubre a un hombre en el sofá. Asustada, la joven saca su instinto de chica de barrio y le golpea con un jarrón dejándole inconsciente. Con el supuesto ladrón en el suelo, Sara intenta descubrir quien es. Minutos después descubre que el misterioso desconocido llevaba una maleta con la etiqueta del vuelo AK 053 y su nombre: Elías Irazábal.
Mientras Sara sigue adelante, Rebeca no para de descubrir cosas nuevas sobre ella. Tras escuchar a Pedro y Pepe Lee, la joven cree que antes del accidente salía con los dos jóvenes a ala vez hasta que el propio peluquero la saca de dudas.
En su afán por demostrar que él y Sara mantenían algo más que una buena amistad, Pedro asegura a Rebeca que ella tiene un lunar bajo el ombligo. Cuando Rebeca no lo encuentra, abofetea a Pedro y se convence de que el peluquero solo quería aprovecharse de su amnesia.
Descartadas sus dos relaciones, la nueva Sara se queda más tranquila al pensar que únicamente salía con Pepe Lee, quien a pesar de sentirse culpable por engañar a Rebeca, se ve obligado a continuar con el engaño.