Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A pedales por África

Presente y pasado se unen en Túnez. A bordo de bicicletas, Worldtrips viaja a este país, el más pequeño del norte de África recorriendo sus pequeñas calles, medinas... Desde la capital pasando por Sidi Bousaid hasta el desierto del Sáhara. Todo ello a partir del martes 25 a las 22:00 horas.
Situado en la costa africana del Mar Mediterráneo, Túnez es el país más pequeño del norte del continente africano. Un país ubicado junto al desierto de Sáhara con fronteras con Argelia y Libia.
Túnez, su capital y homóloga en nombre es nuestra primera parada. Se trata de una ciudad de 700.000 habitantes donde el pasado y el presente se unen de mano de la arquitectura. Recorremos las pequeñas y entrelazadas calles de la capital siempre abarratodas de tunecinos y turistas hasta la Medina, el antiguo zoco donde se da cita un gran número de tiendas y teterías, principal atractivo del turismo.
La artesanía local tradicional puebla cada rincón del zoco. Mujeres que tejen alfombras, orfebres que labran todo tipo de piezas, cerámica... Todo tipo de objetos que se convierten en el gran reclamo del turismo. En el paseo por el zoco nos encontramos con las ruinas de la antigua casa de un sultán. Entre los restos de sus arcos, podemos contemplar una de las mejores vistas de la capital del país africano.
Siempre a bordo de las mountain bikes continuamos nuestra ruta camino al mar Mediterráneo. Esta nos lleva hasta Cartago, otra de las principales ciudades del país. Según la tradición, fue fundada en el año 814 a. C. por los exiliados fenicios de la isla de Tiro que la ubicaron en una zona estratégica y fácilmente defendible. Poco a poco, esta ciudad cobró un importante auge por lo que en su entorno fue desarrollándose poco a poco el Imperio Cartaginés. Como resultado de esta época de esplendor, en la actualidad podemos gozar de las ruinas que alberga esta ciudad y que se han convertido en principales fuentes de interés turístico.
También de mucha afluencia turística es Sidi Bousaid. Un enclave tunecino llamativo ya que todos sus edificios, casas... presentan los mismos colores, blanco puro en las fachadas y azul celeste en puertas y ventanas. Una conjunción de colores que le aporta gran belleza. Pero, sin duda, lo más importante es mezclarse con sus gentes y, a bordo de nuestras bicicletas, nos adentramos en las calles y pasadizos de esta población conociendo su cultura.
Han pasado muchos años desde que George Lucas rodara su famosa 'Guerra de las Galaxias' en los parajes cercanos al desierto del Sáhara. El nombre de este desierto, el más grande del mundo, procede del tuareg y su significado es 'desierto', muy apropiado dado que es el mayor del mundo con 9 millones de kilómetros cuadrados. Un enclave con carácter ya que, también debido al cambio climático, su temperatura oscila entre 58 y menos 6º centígrados con fuertes lluvias y largas temporadas de sequía.
A pesar de todo, las dunas y los oasis nos otorgan un paisaje magnífico y único que nos sirve como despedida de esta nueva aventura de Worldtrips, travesías sin fronteras.