Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El pueblo marbellí indignado

El Ayuntamiento de Marbella ha aprobado, en pleno y por unanimidad, la declaración del presunto cerebro de la operación 'Malaya', Juan Antonio Roca, como persona 'non grata' en la localidad. El portavoz del gobierno municipal del PP, Félix Romero, le ha definido como "la mente que ha determinado la forma en la que se nos tenía que robar al pueblo de Marbella".
La portavoz socialista, Susana Radío, le ha culpado no sólo de ser el máximo responsable del "robo" a la ciudad sino además de haber dañado su imagen con sus actuaciones supuestamente fraudulentas. "Su excarcelación ha servido para poner sobre el papel la importancia de la conjunción de fuerzas ciudadanas y políticas", ha indicado el representante de IU, Enrique Monterroso.
 
Monterroso ha querido recordar que entiende este nombramiento de Roca como persona 'non grata' como una garantía de expulsión del ex asesor urbanístico de la plantilla municipal. "Renuncio a plantear esta enmienda pero quiero que quede clara la voluntad expresa de que no se va a permitir su entrada a este Ayuntamiento", ha añadido.
Roca, al que el instructor del caso Malaya considera el presunto cerebro de la trama de corrupción investigada en Marbella, ingresó el 31 de marzo de 2006 en el centro penitenciario de Alhaurín de la Torre (Málaga), donde permaneció hasta el 6 de octubre del mismo año, fecha en la que fue trasladado a la cárcel de Albolote.