Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una segunda oportunidad en la vida

Un joven que vive su infancia y adolescencia en un centro de menores, comienza una nueva vida cuando su padre reclama la custodia. Un nuevo mundo en el que Ángel, el protagonista, se deberá enfrentar a una lucha externa, contra el nuevo mundo que le rodea, y una lucha interna, contra sus propios sentimientos.
Ángel, un chaval conflictivo con una crisis de identidad y que está aparentemente solo en el mundo, de repente se ve obligado a vivir con un padre al que no solo no conoce, sino que además repudia por naturaleza, porque siempre ha creído que le rechazó. 
La historia empieza en verano cuando Ángel, tras haber crecido en un centro de menores, debe ir a vivir con Luis, su padre, quien reclama su custodia para evitar que pague por un delito que el chaval no cometió. Así, Ángel inicia una nueva vida con una familia extraña y en un universo desconocido y lujoso que le es totalmente ajeno: el rechazo entre estos dos mundos tan distintos es recíproco desde el comienzo.
Sin embargo es ese choque de trenes lo que les permite tanto a unos como a otros, ir descubriendo que hay una segunda oportunidad en la vida.
La convivencia, los problemas del día a día, los rechazos y la aceptación, llevan a Ángel a descubrir que no es la única persona en busca de su identidad y que en el fondo no es tan diferente a los demás. Poco a poco empieza a superar sus viejos conflictos y por supuesto a encontrase otros nuevos que, en cualquier caso, le permiten experimentar la oportunidad de pertenecer a algo, de encontrar sus raíces y de tener lo que siempre quiso: una familia.
No es un camino fácil: tiene una lucha (exterior) contra el mundo para hacerse su sitio en un grupo nuevo de amigos (nuestros jóvenes de la serie) y otra lucha (interior) contra un sentimiento que no puede controlar
A pesar de los obstáculos, Ángel se siente por primera vez parte de algo y empieza a percibir que no merece la pena ahondar en las heridas del pasado.