Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De vuelta al calabozo y la nueva chica

En el capítulo emitidos entre el lunes 28 de enero y el viernes 1 de febrero se incorporan al elenco de actores de 'Yo soy Bea' la actriz Eva Higueras en el papel de Andrea Benavente y Eva Marciel como Olga.
El torneo de mus termina con una reyerta que lleva a Álvaro y a Carmelo al Encarcelado, el padre de Bea siente remordimientos porque la pelea sólo complica la situación legal de Álvaro, que está en libertad bajo fianza. Sin embargo, su estancia entre rejas, provoca que la relación entre ambos vuelva por sus derroteros y las rencillas vuelven a aflorar tras la confesión de Álvaro. El joven ex director de Bulevar confiesa a Carmelo que todo lo ha hecho por estar cerca de su amada, lo que provoca que su ex suegro le acuse de egoista. calabozo .
Por su parte, Diego sigue enfadado porque el BCA no le ha concedido el crédito y culpa de la negativa a Richard y Echegaray. El director de Bulevar aprovecha el momento para demostrar una vez más su maldad y utiliza la relación entre Richard y Eche para chantajear al banquero, de quien tiene unas fotos besándose con el creativo: si no consigue que su padre le de el prestamo las imágenes verán la luz y toda la familia Echegaray descubrirá la verdad.
Mientras tanto, se produce un nuevo fichaje en Bulevar. Se incorpora a la redacción Andrea Benavente una amiga de Estela Moliniero que provoca los recelos entre los miembros de la redacción. Sus nuevos compañeros no confían en ella porque consideran que es una nueva aliada de Diego. SIn embargo, la realidad es bien distinta.
La estancia en el calabozo se alarga y las conversaciones entre Álvaro y Carmelo dan para mucho. Tras un primer encontronazo, el ex director de Bulevar confiesa al padre de Bea, que si su hija está libre es porque él cedió sus acciones a Diego para que este retirara la denuncia contra la joven. El gesto desinteresado de Álvaro conmueve a Carmelo, que comienza a ver a Álvaro con otro ojos.
Afortunadamente para la pareja, Nacho pone fin a su detención y consigue que salgan en libertad. Una vez libres, se marchan al bar de Quico donde el abogado y Álvaro se quedan preparando el juicio. Sin embargo, la conversación no será tan amistosa como cabría esperar y como siempre que se juntan, la conversación acaba derivando hacia Bea. Los dos enamorados de Bea aprovechan para decirse las verdades a la cara.
Entretanto, Daniel Echegaray no puede aguantar la presión que está ejerciendo Diego para conseguir su crédito. Ante la posibilidad de que difunda el vídeo del beso entre él y Richard en el ascensor de Bulevar, Echegaray juniorcede al chantaje de Diego e intenta conseguir el crédito en el BCA.
Lo que ninguno de los involucrados espera es que la cinta con la grabación del beso acabe en manos de Bárbara. La rubia piensa que la cinta es una película romántica y se la lleva a casa para verla con Richard. Su sorpresa ante el contenido será mayúscula.
Por su parte, la nueva redactora de Bulevar 21, Andrea,  es presionada por Estela para que escriba un artículo impactante que demuestre que la joven es merecedora del nuevo puesto que ocupa.
A pesar de haber quedado sorprendido por la revelación de Álvaro en el calabozo, Carmelo no puede olvidar el dolor que el joven provocó en su hija. Por eso, decide acudir a 'Casa Quico' para mantener una charla con él y pedirle que se aleje de Bea y la deje ser feliz junto a Nacho. Por supuesto, Álvaro se opone a realizar este sacrificio.
Sin embargo, la insistencia de Gonzalo le hace entrar en razón y acaba comprendiendo que ha llegado el momento de retirarse y conocer nuevas mujeres.Es así como Álvaro abre su mente y conoce a Olga, una joven fiscal que es cliente del bar donde trabaja.
Mientras tanto, Richard está conmocionado por el video de su beso con Echegaray y piensa que es el mejor momento para confesar a su padre que es homosexual.
Entretanto en Bulevar 21, Andrea sigue estando bajo la presión de Estela que le ha dado luz verde al reportaje que la nueva redactora está escribiendo sobre Benito. Por este motivo, la nueva redactora inicia un acercamiento al becario para indagar sobre su vida, sin embargo, no le confiesa sus verdaderas intenciones.
Tras mucho tiempo, Álvaro decide poner punto y final a su lucha por el amor de Bea y así se lo hace saber. Es así como abre su corazón a Olga, una joven fiscal que conoce en el bar de Quico y a la que invita a su casa. Una vez allí, el gran momento se produce: se besan
Tras meses ocultando su condición sexual, gracias al apoyo incondicional de Richard,  Echegaray decide confesar a su padre su homosexual, lo que estropea el plan de Diego para conseguir el crédito para Bulevar 21. Sin embargo, no todo será tan fácil. Diego siempre tiene un as en la manga y no pierde la esperanza de que el BCA le conceda el crédito financiero.
Por su parte, Benito descubre que el interés de Andrea se debe a que está escribiendo un artículo sobre él. El becario está indignado al descubrir que el artículo de su nueva compañera le puede traer más de un problema. Sin embargo, la nueva redactora consigue hacerle cambiar de idea y le hace enorgullecerse de que escriban sobre él. 
Álvaro se lo ha tomado muy en serio y trata de olvidar a Bea de manera definitiva. Las cosas parecen sencillas gracias a la oportuna aparición de Olga en su vida. En seguida, la conexión entre la pareja se hace palpabla, se dejan llevar por la pasión y pasan su primera noche juntos.
Sin embargo, no todo va a ser tan fácil. A pesar de que la joven fiscal está encantada con su 'camarero partiticular' el joven no parece estar tan convencido. Su pasado turbio y su posible condiena a 20 añoa de cárcel se interponen entre la pareja y el joven duda si contárselo a su nueva chica.
Por su parte, Bea no  pasa por su mejor momento. La joven continua preocupada: se aproxima el juicio y tendrá que declarar ante el juez y después de su mala experiencia en prisión los malos recuerdos se agolpan en su mente. 
Mientras tanto, la maldad de Diego no parece que tenga fin y continua con su chantaje a los Echegaray en busca de su crédito. La única opción para no tener que ceder a las presiones del director de Bulevar 21 es que Daniel haga pública su homosexualidad. Sin embargo, Echegaray padre no está muy de acuerdo y no quiere pasar por este mal trago. Así se lo hace saber a su hijo en el loft de Richard.
Entretanto, Estela Molinero exige saber quien es el becario del artículo de Andrea. Benito lo tiene claro: no va a confesar por miedo al despido.