Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Edwards (Yamaha) será operado la próxima semana de su fractura de húmero y no correrá en Cheste

"El apoyo y el amor que he recibido han sido abrumadores"
El piloto estadounidense Colin Edwards (Yamaha) se recupera "bien" de las lesiones que sufrió el pasado domingo en el Gran Premio de Malasia, en el trágico accidente que costó la vida al italiano Marco Simoncelli.
El veterano corredor, de 37 años, no tomará la salida la semana que viene en el Gran Premio de la Comunidad Valenciana, que echará el telón al campeonato, ya que deberá pasar por el quirófano debido a su lesión en el brazo izquierdo, informa su equipo en un comunicado.
El texano consultó al especialista ortopédico Henry Small en el Hospital General Universitario de Houston y le confirmó "múltiples pequeñas fracturas en la parte superior del húmero izquierdo". Además, también tiene dañado el cartílago y será operado el próximo martes. Se estima un tiempo de recuperación de cuatro semanas.
Edwards, por su parte, quiso agradecer todas las muestras de cariño y apoyo recibidas desde el domingo. "El apoyo y el amor que he recibido han sido abrumadores y una gran forma de consolarme en estos momentos tan difíciles", confesó.
"MARCO, TE ECHARÉ MUCHO DE MENOS".
El piloto lamentó no haber podido viajar a Coriano (Italia) para dar el último adiós a Simoncelli. "Mi corazón está con la familia y amigos de Marco, te echaré mucho de menos, igual que toda la familia de MotoGP. Vi ayer el funeral de Marco y hubiera deseado estar allí. Quería ir, pero mis lesiones me lo impidieron. Sé que Valentino (Rossi) habló con su familia de mi parte y se lo agradezco", indicó.
Además, se mostró contrariado por no poder estar en Cheste para dar su "apoyo a MotoGP" debido a su intervención quirúrgica. "La parte superior del húmero tiene múltiples fracturas y el cartílago se ha salido. La cirugía devolverá el cartílago al hueso y si no hay daño en los nervios estaré al cien por cien en cuatro semanas", finalizó.