Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luis Salom tenía dos pasiones por encima de todo: las motos y su madre

Apenas había empezado a andar y ya estaba encima de una moto. Luis Salom se subió por primera vez con tan solo dos años. Desde entonces se enamoró de la moto. Su madre siempre estuvo a su lado dentro y fuera de los circuitos. Desde ahora a Salom le toca pilotar solo.