Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

BMW amplía gama con el M4 Cabrio

BMW amplía su legendaria gama de modelos de altas prestaciones con el nuevo M4 Cabrio. Un modelo con el que la marca alemana prolonga la tradición de los coches deportivos adecuados tanto para hacer tandas en los circuitos como para moverse en la ciudad.

La elegante silueta del nuevo M4 se caracteriza por un diseño armonioso y de proporciones equilibradas.

Una estética que deja claro que forma parte de la gama de modelos M como lo indican determinados rasgos, caso de los marcados nervios del capó, los llamativos retrovisores exteriores de doble soporte y los pasos de rueda ensanchados, que acogen llantas forjadas de aleación ligera de 18 o 19 pulgadas.

En la parte técnica destaca el hecho de que el motor del BMW M4 Cabrio es el mismo que montan el M3 berlina y el M4 Coupé. Nos referimos al nuevo propulsor de seis cilindros en línea con tecnología M Twinpower Turbo que es capaz de desarrollar una potencia de 431 CV y que va equipado con una caja de cambios M de siete marchas y, de manera opcional, con doble embrague. Un desarrollo técnico contundente que permite acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 4,4 segundos. Y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h.

La capacidad de aislamiento acústico de su interior es excelente gracias al revestimiento, que además, proporciona aislamiento térmico durante el invierno.

Los detalles de calidad recorren este modelo en su totalidad y entre sus peculiaridades destaca la posibilidad de abrir el techo en solo 20 segundos. Opción para la que basta con pulsar un botón. Además, el conductor también puede realizar esta operación en marcha, siempre y cuando no se supere los 18 km/h de velocidad.

Y si llamativo es el exterior de este deportivo, el habitáculo se sitúa al mismo nivel de exigencia, de manera que incluye un equipamiento de serie muy completo que es capaz de satisfacer las necesidades del conductor más exigente.

Pero, además, el cliente que decida llevarse el M4 Cabrio a su garaje puede adquirir numerosos elementos opcionales. Para ello, el programa BMW Individual ofrece diferentes equipos que permiten configurar el coche con una personalidad exclusiva, a través de colores y materiales especiales adaptados a las preferencias de cada conductor.

Por el momento BMW no ha confirmado su precio ni la fecha de comercialización, pero según hemos podido saber, todo apunta a que será a finales de verano.