Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El C-30, un auténtico cañón

El el Benjamin de la familia Volvo. Es uno de los turismos más rápidos que se comercializan hoy en día.
Os hablamos del C 30, un coupé de líneas radicales y que ya se vende desde los 19 900 euros. Su aspecto exterior apenas se ha modificado a excepción de algunos colores nuevos para la carrocería, caso del Orange flame metalic. Además, hay disponible un paquete denominado Air Design, que incorpora entre otras novedades, llantas de 18 pulgadas.
El habitáculo, poco o nada, tiene que ver con la generación del 2006. Los asientos están tapizados en piel cranberrie. Según Volvo, se trata del mismo material en que se fabrican las guitarras Hackstro.
Su oferta mecánica está compuesta por cuatro propulsores de gasolina y tres de la familia diesel con potencias comprendidas entre los 101 y los 220 caballos. Sin duda, su valor deportivo es innegable porque al máximo de sus posibilidades el C 30 puede alcanzar los 240 kilómetros de punta. Eso si, si lo empleáis únicamente para circular en la ciudad, debéis saber que su consumo no bajo de los 11 litros a los 100.
El nuevo C 30 es una seria alternativa a otros modelos de gran prestigio , como el A3 de Audi o el BMV serie 1. Su transmisión es una réplica de la DSG que incorpora el Volkswagen. Es decir, una caja de cambios automática de seis marchas que ha sido fabricada por el track.
Así que ya sabéis. Si vais conduciendo un automóvil de mayor cilindrada y os encontráis con él, no le infravaloréis, porque el nuevo C 30 es un autentico cañón.