Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ford y su propulsión híbrida y eléctrica

Un gigante de la industria del automóvil como Ford no podía tardar mucho en aplicar la propulsión híbrida y eléctrica a sus modelos. Y buena muestra es que el C-Max ya cuenta con una variante enchufable y muy pronto su gama más ecológica crecerá de forma significativa.

Esta semana la compañía ha ido más allá porque los ingenieros de la fábrica han ideado un sistema de paneles solares situados en el techo que pueden recargar las baterías.

Los responsables afirman que un día completo al sol equivale a cuatro horas de recarga con el vehículo enchufado, lo que supone unos 34 kilómetros de autonomía. El sistema ha sido desarrollado en colaboración con la empresa Sunpower, radicada en Palo Alto, California.

Otros vehículos ya emplean este procedimiento para alimentar algunos dispositivos del coche como el climatizador. Lo excepcional de esta solución es que cuenta con un modo giratorio que capta los rayos del sol en todo momento.

Con estas premisas, el C-Max firma una autonomía de 1.000 kilómetros gracias a la conjunción de sus dos motores, uno de gasolina y otro eléctrico, con un gasto medio de combustible de sólo 2.2 l/100 km.

Un sueño que pronto será una realidad.