Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lancia ha sabido evolucionar el Delta

Los materiales que revisten su amplio habitáculo son excepcionales y los clientes pueden elegir entre tres tipos de acabado: argento oro y executive. Tiene espacio suficiente para alojar a cinco pasajeros y, por supuesto, el novedoso sistema de navegación viene de serie. Visto desde fuera el nuevo Delta podría embarcarse en el segmento de los turismos de la gama media, sin embargo, sus dimensiones engañan y mucho.
Mide 4.15 metros, aunque quizás este detalle no nos diga mucho hasta que sepáis que es mucho más grande que un Subaru Impreza o que un Toyota Prius. Sin embargo su apariencia familiar no se corresponde en absoluto con sus verdaderas intenciones. Ni en el modelo más básico, ni por supuesto su versión más vitaminada. La versión la 1.8 litros Turbo Delta es capaz de rendir la friolera de 200 caballos de potencia. Con este motor sobrealimentado el Lancia firma unas prestaciones que se establecen en 230 Km./hora de velocidad máxima y 7.4 segundos en pasar de 0 a 100.
Además , gracias al excelente trabajo realizado en el capitulo del consumo extra urbano, su gasto medio de carburante es de apenas 7.2 litros a los 100. El Delta 1.8 tiene tracción delantera, su transmisión es automática de 6 relaciones y en función del tipo de conducción que vayamos a practicar o las condiciones de la superficie, Lancia permite seleccionar entre tres modos, normal sport y winter. Este capitulo se completa con la suspensión independiente del tipo McFerson, el control de estabilidad y un sistema de alerta entre el cambio involuntario del carril.
Las marcas de coches también aplican esta frase tan popular de Renovarse o morir, sobre todo Lancia y es que ha sabido evolucionar Delta hasta convertirlo en un automóvil totalmente diferente que no renuncia al carisma de sus primeras generaciones.