Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marcos Martínez con el McLaren 650 S

Esta semana el equipo de pruebas de Más Que Coches GT tuvo trabajo extra. El primer destino de nuestro piloto, Marcos Martínez, fue Málaga y allí pudo saborear y conducir a fondo el nuevo McLaren 650 S, una versión vitaminada del MP4 12 C que pronto se convertirá en una joya de colección.

Y para llevar a cabo esta prueba tan especial, nos fuimos hasta uno de los hoteles más bonitos y lujosos de toda la costa del sol.

Allí, bajo un fuerte aguacero, nos esperaban varias unidades del último modelo de McLaren: el 650 S. Una máquina de aspecto infernal que enamora a primera vista y que podríamos conducir al día siguiente, nada más salir el sol.

Al contrario de lo que muchos puedan pensar, el 650 S no es un restyling del MP4 12 C. Se trata de un modelo completamente diferente, y de hecho, se comercializarán simultáneamente.

El 650 se sitúa un escalón por encima, es más potente, más eficaz, más atractivo y más tecnológico. Un producto que simboliza la expansión, sin límites, de la marca inglesa en el terreno de los superdeportivos.

A la mañana siguiente, pudimos escoger modelo, y nosotros optamos por la variante Spyder en color naranja, un tono que en un McLaren nunca falla.

Y es que el aspecto del 650 S es simple y llanamente impresionante. El frontal está inspirado en el P1 y monta nuevos faros con tecnología LED. Por otro lado, se ha mejorado la refrigeración y se ha aumentado la eficacia aerodinámica en un 40 por ciento.

En el lateral encontramos una nueva entrada y un deflector que mejora el paso del aire a la vez que nos recuerda el modelo que tenemos delante. Eso sí, la trasera no cambia demasiado con respecto a un MP4 12 C, y sólo encontramos un nuevo diseño del paragolpes inspirado en el modelo de competición.

El interior, también es idéntico al MP4 y todo está tapizado en alcántara con las inserciones de elementos de fibra de carbono. Además, en opción se pueden elegir unos asientos tipo baquet que son tan cómodos como deportivos y sujetan el cuerpo perfectamente en cualquier circunstancia. Claro que, si queremos modificar la altura, tendremos que viajar hasta Woking para que lo hagan por nosotros en la propia fábrica.

Hasta aquí la primera parte de la prueba del McLaren 650 S, si queréis conocer más detalles de este automóvil no os perdáis el final del programa. Os aseguramos que no os defraudará.