Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueva berlina de Renault, el Talisman

Hemos probado para todos vosotros la nueva berlina generalista de Renault, el Talisman. Modelo que se encuadra en un segmento que no vive sus mejores momentos porque muchos de sus potenciales clientes se han pasado a los populares todocaminos.

El Talisman viene a sustituir al Laguna. Automóvil que ya tenía agotada su vida comercial. Además su última versión no tuvo el éxito en el mercado que la marca esperaba.

El nuevo Renault es un tres volúmenes de cuatro puertas bastante grande y aunque no llega a los cinco metros se queda cerca. Con estas medidas tenemos asegurado el espacio interior. Aunque en las plazas traseras quizás sea un poco más justo en la altura.

El diseño es muy serio y armonioso. De cintura alta ¿No os parece un coche alemán? Y en el frontal el logo de la marca es el protagonista. Un diseño que completan unos faros que se acomodan encima de una línea led en forma de boomerang.

Por detrás el Renault no defrauda y la imagen de su trasera es potente con una doble salida de escape y unas ópticas 100% led muy finas y con tecnología tridimensional.

El interior es de los más grandes de su categoría y ha mejorado muchísimo con respecto al "laguna" porque la marca francesa ha apostado por la sencillez. En el diseño y en el manejo de sus funciones.

Nuestras unidad de pruebas equipaba el motor 1.6 dci. Un diésel con 160cv equipado con dos turbos. Esta mecánica hace que la entrega de potencia sea un poco brusca aunque una turbina nos ayuda a bajo y medio régimen y la otra en la zona alta del cuentavueltas. Por ello, siempre tendremos la energía al alcance de nuestro pie y esto se nota.

Para este motor el cambio siempre es automático de seis marchas. Una caja de cambios que nos ayuda sobre manera a mantener un orden de marcha más lineal y cómodo y que también es la culpable de que el consumo medio se quede en solo 4,4 litros.

Una de las grandes novedades del modelo es el sistema de dirección en las cuatro ruedas. Elemento que en carretera nos ayudará a tener un coche más ágil y en ciudad un vehículo con mejor maniobrabilidad. Este gadget viene vinculado a una amortiguación controlada electrónicamente.

Los Renault Talisman podrán traer igualmente el selector en forma de ruleta llamado multi-sense para elegir nuestro modo de conducción favorito. Así motor, cambio y controles se adecuaran a nuestras necesidades.

Su panel de instrumentos TFT viene acompañado por un buen sistema de infoentretenimiento. Y si se monta el sistema R-link 2 nuestro salpicadero alojará una pantalla vertical de 22 centímetros. Desde ella tendremos acceso a multitud de apps enfocadas a la conducción.

Habrá cuatro niveles de acabados para acomodar el vehículo a nuestro gusto y presupuesto. Pero todos ellos de impecable factura. El más alto incluye además coche de sustitución en caso de avería y lavado premium en cada mantenimiento.

Además dispondremos de ayudas tecnológicas entre las que elegir. Destacando elementos como el programador de velocidad activo, el aviso de vehículos en ángulo muerto, advertencia por cambio involuntario de carril y la cámara trasera.

Este modelo tendrá variedad de motores. Dos de gasolina con 150 y 200cv respectivamente y tres diésel con 110, 131 y el que hemos probado de con. El acceso a la gama estará en los 25.200 euros. Eso sí nuestra unidad de pruebas cargada de extras rondará los 40.500 euros de precio.