Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nuevo SEAT Leon Cupra 290

Si hace poco os enseñábamos el primer SUV de SEAT, ahora os vamos a presentar otro producto exclusivo de la marca de Martorell. El vehículo de calle más potente jamás salido de sus instalaciones, el nuevo SEAT Leon Cupra 290.

Modelo que llega en el 20 aniversario de su acabado más radical. Y es que en 1996 SEAT se proclamó campeona del mundo de rallyes en la categoría dos litros y para conmemorar la excelente temporada de su Kit Car lanzó un Ibiza Cupra cuyo nombre se debe a la unión de los vocablos Cup" y Racing.

El motor sigue siendo el 2.0 litros TSI. Pero ahora ha ganado 10cv. De esta manera sus 290 cv le sirven para seguir siendo el tracción delantera más rápido en el mítico trazado de Nurburgring. Imaginamos que su conductor, Jordi Gené, desconectaría su limitador de velocidad que está tarado a 250 km/h.

Nuestra unidad de pruebas era la variante ST. Una carrocería de diseño familiar que nos da la opción de llevar a los niños al colegio y volver por nuestra carretera favorita con una sonrisa en la cara.

El lugar elegido para la prueba es muy interesante. Se trata del desconocido Autódromo catalán de Terramar. Trazado que fue inagurado en el gran premio de España de Fórmula 1 de 1923 y que actualmente está casi como entonces aunque este en desuso desde los años 50. Una pista que tiene unos peraltes increíbles con hasta 60 grados y un encanto especial debido su historia.

Pero centrémonos en el Leon. El coche corre, corre mucho y si mantenemos el pie en el gas avanza como un cohete. Pero ojo porque también frena con mucha precisión y con el Pack Performance dispondremos de unos frenos Brembo de cuatro pistones además de llantas de 19 pulgadas, molduras laterales exteriores específicas y unos Michelin Pilot Sport Cup 2 con un agarre casi de competición.

Una de las grandes ayudas que tiene para ser tan eficaz este modelo se encuentra en el diferencial autoblocante electrónico. Sistema que en los fuertes apoyos nos ayudará a que no se escape nada de potencia. Una gran noticia para los conductores más racing se encuentra en la posibilidad de desconectar el control de estabilidad en dos fases.

Nosotros hemos probado la variante con cambio manual de seis marchas que tiene un correcto escalonamiento y un tacto preciso y rápido pero tendremos la opción de poderlo equipar con un cambio automático DSG de doble embrague.

Este Leon es el tope de la gama y esto se nota en su interior en cuya lista de equipamiento cuenta con sensor de lluvia, sensor de luces, asientos deportivos en alcántara y volante específico Cupra. Por su parte de la conectividad se encarga el sistema SEAT Full Link cuyo interfaz es muy intuitivo y completo y en el podemos ver nuestro móvil en la pantalla e incluso nos podrá leer los mensajes en voz alta para que no apartemos la vista de la carretera.

Su sistema de escape es la guinda del pastel. Está completamente reajustado en busca de un sonido deportivo y personal y su música llega al interior del habitáculo y nos invita a apagar la radio.

El coche nos gustó mucho. Por fuera, por dentro y por sensaciones. Tanto que le dijimos a los responsables de la marca que nos lo queríamos llevar. Ningún problema, por 30.200 euros podía ser nuestro.