Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nuevo Volvo C30 D5, marca la diferencia

La silueta del nuevo C30 parece sacada de la alta competición. La carrocería se distingue por la agresividad de sus líneas, especialmente en la parte trasera, donde encontramos un portón de cristal más achatado que el del modelo base y unos pilotos que se estiran hasta el techo.
A nivel de mecánica, este automóvil monta un propulsor de cuatro clindros  y 2.4 litros que desarrolla 230 caballos de potencia. Un motor de alto rendimiento que se completa con unos números espectaculares: 240 km/h de velocidad punta acelerando de 0 a 100 en apenas siete segundos.
El C30 D5 transmite su fuerza al asfalto mediante la ya conocida Geartronic, una caja de cambios automática de cinco relaciones. Sin embargo, el verdadero punto fuerte de este exclusivo coupé son sus consumos: sólo gasta seis litros y medio de carburante cada cien kilómetros.
La naturaleza de su espacioso habitáculo también brilla con luz propia. Y es que todos los detalles han sido cuidados al máximo, desde la tapicería y las posibilidades de regulacion de los asientos hasta un puesto de conducción que garantiza confort y seguridad por los cuatro costados.
Dentro del C30 se respira el típico aire clásico de la marca sueca; un diseño tradicional que se mezcla con algunos retoques vanguardistas, algo que siempre agradecen los clientes que andan a la caza de un automóvil refinado y elegante a la par que deportivo. Además, la consola central cuenta con un equipo de sonido de última generación, mientras que en los retrovisores se han instalado las cámaras de ángulos muertos Blis.
Y eso no es todo, porque este modelo también incorpora un techo solar panorámico que aporta una gran luminosidad y un toque muy, pero que muy distintivo al vehículo.
Con el lanzamiento de este coupé, Volvo sigue demostrando que en el segmento de los turismos de alta gama no tiene rival. Y es que la firma sueca ha sabido conjugar a la perfección la velocidad y la estética de un biplaza con la comodidad y el refinamiento de un sedán. Así rueda el C30 D5, un automovil sorprendente.