Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tesla lanzó en 2009 su su Model S

Hace unos años fueron calificados de ingenuos, pero hoy día sus cifras de ventas y desarrollo tecnológico les están dando la razón. En 2009, el fabricante de coches eléctricos Tesla, lanzó un modelo deportivo y ahora comercializa una berlina denominada Model S.

En Estados Unidos representa, junto a vehículos como el Toyota Prius, el compromiso personal de cada uno con el medio ambiente y prácticamente se ha convertido en un coche de culto.

El Model S cuenta con diferentes versiones en función de la potencia de su motor, que oscila entre los 306 y 420 CV de potencia. Aunque en este caso, deberíamos hablar de kilovatios ya que alcanzan los 85.

Su tamaño es similar al de una gran berlina y el nivel de equipamiento poco o nada tiene que envidiar a sus rivales Premium con motores térmicos. Tiene tracción trasera y firma una autonomía de 500 kilómetros.

La capacidad de las baterías es uno de los temas más discutidos sobre este automóvil, y en general de los coches eléctricos. Con bajas temperaturas puede que el rendimiento se reduzca, pero el Tesla está más que preparado para soportar estas circunstancias.

El equipo de desarrollo de la marca pasó varias semanas en Minnesota, una de las zonas más frías de Norteamérica, para probar el vehículo en esta situación. El resultado fue muy positivo porque las baterías apenas notaron el gélido frío.

Ni siquiera el hielo pudo con los tiradores de las puertas, que se despliegan al pulsar el botón de la llave de esta forma tan contundente.

El Tesla Model S está a la venta en España por 69.000 euros y muy pronto estará en manos de Más Que Coches GT.