Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Tourist Trophy', el verdadero espíritu de la competición

Desde 1907 se celebra en la Isla de Man, al norte de Inglaterra, una carrera de motos muy especial. Se llama Tourist Trophy y probablemente sea la única del mundo que conserva todavía el verdadero espíritu de la competición y todo lo que esto representa.
El particular circuito de la Isla de Man transcurre por varias localidades formando un recorrido de 24 kilómetros al que los pilotos deben de dar 10 vueltas. La media de tiempo para completar esta prueba es de cuatro horas.

Los pilotos no corren en grupo porque la seguridad no es la exigida en estos tiempos. Los bordillos de las calles y los cambios de rasante son los principales enemigos de los participantes. 
El récord de victorias lo conserva todavía Joey Dunlop con 26 triunfos seguido de Mike Hailwood con 14. También pilotos procedentes del mundial de motociclismo y las superbikes han cosechado grandes actuaciones aquí. Giacomo Agostini ganó en diez ocasiones mientras que Carl Fogarty lo hizo en tres.
Esta carrera formó parte del calendario del mundial de motociclismo desde el año 1949 hasta 1976 cuando desapareció por el extremado peligro de las carreteras que forman la pista.
Dunlop no sólo es el héroe con sus triunfos sino también lo es por como pilotaba. Dunlonp llegaba al circuito, conduciendo su caravana, apenas unos minutos de que tuviese que tomar la salida y sus rivales se sorprendían porque ni siquiera reconocía previamente el trazado.
Todavía quedan carreras en las que el triunfo sólo está reservado a unos pocos elegidos. Carreras duras y heroicas como el legendario Tourist Trophy de Man. Una prueba única.