Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Volvo pone el acento en la seguridad

Proteger la integridad física de los ocupantes de un vehículo, es la premisa fundamental que marca los últimos trabajos de Volvo en materia de seguridad.
Dentro de esta política destaca el esfuerzo que se ha realizado con los nuevos sistemas. Uno de los más sorprendentes es el bautizado como 'Driver Alert' que pretende paliar los mayores enemigos del conductor: la fatiga y el sueño.
Como han podido comprobar se trata de un innovador sistema que controla el estado del conductor y le avisa con una señal acústica en caso de que detecte una falta de concentración, una conducción irregular o fatiga.
El sistema trabaja con una cámara y un conjunto de sensores que observan cómo se comporta el coche sobre la calzada en función de su distancia con los laterales y las líneas.
Uno de los sistemas más innovadores consiste en un sensor capaz de detectar un obstáculo en la calzada, indistintamente de si está en marcha o, peor aún, detenido. En una situación así el riesgo de sufrir un serio percance es aún mayor.
Este sistema se denomina 'Collision Warning System' y para su funcionamiento es imprescindible el empleo de la tecnología de radar en combinación con el uso de una cámara. Cuando el sistema detecta que el vehículo se aproxima demasiado rápido al obstáculo precedente, un aviso acústico y un destello de luces leds en el salpicadero alertan al conductor. Si aún así no frena, el sistema toma el control y detiene el vehículo hasta evitar o, al menos, minimizar la colisión.