Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mónica Naranjo y Boris Izaguirre visitan la Academia

Humor con Boris Izaguirre y consejos profesionales con Mónica Naranjo. Los chicos de la Academia han tenido una jornada repleta de visitas. La de Figueras les ha anunciado que cantarán un tema de su último disco junto a ella.
Mónica Naranjo ha relatado a los concursantes sus modestos inicios y sus orígenes humildes: "papá era albañil y mamá empleada del hogar".
 Sin tapujos, la artista ha advertido de lo dura que es la profesión y les ha aconsejado que se rian de las críticas, incluso de las más crueles.
 La artista ha asegurado que "si no hubiera sido cantante hubiera acabado en la cárcel, porque con la música saco muchas cosas de dentro". Confiesa tener "pánico escénico" y tener un tremendo respeto al escenario: "no entiendo como hay artistas que salen borrachos o drogados a un concierto".
Mónica , que cantará junto a los concursantes 'Amor y lujo', un tema de su último disco, se rie de su personaje en escena: "no puedo ser Mónica Naranjo las 24 horas, es muy afectada, cansa mucho y acabaría loca perdida".
Se siente orgullosa de arrastrar masivamente al público gay: "a mi me han dado mucho". Sin embargo no entiende como le consideran casi una diva: "mientras más me miro menos veo".
Horas antes, les visitaba Boris Izaguirre, finalista del Premio Planeta, un logro que ciertos concursantes parecían ignorar. Quizá por eso, algunos concursantes se preguntaban qué podía aportarles Boris Izaguirre, pero el encuentro ha sido de lo más ameno y divertido.
Como animal televisivo, y acostumbrado a hablar en público, el escritor ha dado consejos a las futuras estrellas. A Rubén le ha advertido que su carácter introvertido le puede hacer parecer antipático, y con Iván ha bromeado sobre las críticas que recibió de Risto: "me encantó la chaqueta-sofá, yo tenía unos zapatos iguales que me encantaban, pero mi marido me los quemó. Debías haberle dicho a Risto que él va vestido como un mensajero".