Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alessandro Lequio debutó en Telecinco haciendo "el ridículo" como soltero VIP

Alessandro Lequio ya era conocido por su mediática relación y ruptura con Ana Obregón, pero su estreno ante las cámaras de Telecinco fue en 1996, en la edición VIP de 'Uno para todas'. El italiano fue presentado como un atractivo y soltero empresario, pero no tuvo suerte y el público femenino decidió tirarle a la piscina nada más empezar. "Hacer el ridículo así era muy fuerte", se excusaba tras ser rechazado.

Alessandro Lequio participó junto con Máximo Valverde, Rafi Camino o Pedro Carrasco en una edición con famosos y solidaria del popular concurso en 1996. Con 36 años Alessandro, que llevaba años en las portadas de la prensa española por su noviazgo con Ana Obregón, es presentado en esta edición VIP como ‘Empresario’.
Presentado por Goyo González, en ‘Uno para todas’ diez hombres mostraban sus habilidades ante un público formado completamente por mujeres que desde sus mesas votaban para ir eliminando a los candidatos. Las azafatas del programa se encargaban entonces de darles un beso en la mejilla para salvarles, o de arrojarlos de un empujón a la piscina del plató.
CHICAS LEQUIO
Precisamente la azafata que acompaña a Lequio es una jovencísima Raquel Meroño antes de saltar a la fama como Paloma en ‘Al salir de clase’. Y no se acaban aquí las sorpresas del vídeo, porque entre el público podemos descubrir como la cámara se fija en una desconocida Sonia Monroy.
Alessandro Lequio, nervioso, intentó seducir sin éxito a la audiencia femenina con unos golpes de golf. Las azafatas no tuvieron piedad y le tiraron al agua, eliminándolo a las primeras de cambio. Finalmente desde el bordillo de la piscina vemos a un empapado Lequio agradecer no tener que seguir haciendo "el rídiculo".
lequio PISCINA
Ver más de: