Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alyson Eckmann confiesa en 'Operación Ramiro' su 'crazy' experiencia en el gym

Tras días de duro entrenamiento Ramiro hace un parón y queda con sus amigos para hablar sobre el postureo en el gym. Ligoteos, miradas y cuerpazos de infarto son las principales motivaciones que ellos dan a su amigo para que continúe con el reto en un futuro. Además, en este capítulo de ‘Operación Ramiro’, su amiguísima Alyson cuenta la experiencia más sorprendente que vivió en un gimnasio.

En este capítulo de ‘Operación Ramiro’ (que puedes ver en mtmad) nuestro aspirante a cachas queda con sus amigos para analizar las miles de posibilidades de ligoteo que tienes cuando vas a entrenar. Además, Javi Giménez, director de Healthy Fitness nos aclara los mitos sobre ejercicios físicos que existen hoy en día. Pero para mito el de ligar en el gimnasio. En esta guía te damos los consejos definitivos para encontrar una motivación extra y pillar cacho, de verdad, en tu 'gym' habitual.
 1. Contacto visual, forever 
Recuerda, en un gimnasio establecer contacto visual es tan peligroso como tener escrito en la frente: ¡Quiero tema! Así que fija bien tu mirada hacia un objetivo claro. Las confusiones pueden dar lugar a desafortunados malentendidos. ¡Nada de quedarte con la mirada perdida entre abdominal y abdominal! Nunca sabes quién se puede colar en ese hueco donde miras.
gif1
2. No escuches música
Deja de oír Rihanna a toda mecha con tus cascos y desconectado del mundo porque cuando pares de hacer cardio en la bicicleta puede que tu relevo sea el hombre o la mujer que estabas esperando. Si llevas cascos, aunque seas hábil y te los quites pronto, te vas a perder la primera pregunta que te haga y puede incluso que una conversación que lleve a un: “¿qué días sueles venir?” Recuerda… ¡No te aísles con el ‘musicote’!
gif2
3. Maquillaje y vestuario, ¿sí o no?
Gran duda para poder ligar, ¿vamos a cara lavada o un poco de base que nos dé buen color de cara? Lo principal es poder ir seguro contigo mismo. Y con eso queremos decir que tienes que ir cómodo pero también sentirte sexy. Unas buenas mallas ajustadas y marcando ‘personalidad’ ayudan a pasar por alto cualquier defectillo sin importancia que pueda llamar la atención. ¡Cuánto más guapo o guapo te sientas mejor te verán los demás!
gif4
4. ¿Dónde ligar? ‘Sí’ a los espejos, ‘No’ a las cintas de correr 
Es muy erótico cuando piensas en respiración acelerada, sudores e incluso falta de aire para pronunciar tus palabras… Pero, dejemos eso para la intimidad de una cita. En el gimnasio no puedes iniciar una conversación con el chulazo o buenorra de turno en estas condiciones. Para ir calentando el ambiente es mejor ir a una zona donde puedas cruzarte miraditas. ¿Qué os parece una de mancuernas enfrente del espejo?
gif4
5. Tinder, última opción.
Si ves que ninguno de los otros consejos te han ayudado, eres tímido y no te atreves ni a decir “hola” a tu compañer@ buenorr@ de spinning… ¡Ábrete Tinder y reza porque él o ella también hayan leído esta guía! En la red todo es más fácil y podrás quedar virtualmente para ir juntos a clase de yoga o a tomarte unas cañas después de una dura jornada de entrenamiento. ¡Viva el 2.0!
gif5

 
Ver más de: