Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosa B.: "Quiero vivirlo como nunca, estoy deseando sentarme con mis compañeros"

A apenas 24 horas de su reaparición en el 'Deluxe', Rosa Benito ha dejado un mensaje para sus compañeros y para el público: asegura tener miedos, muchas emociones... pero deseando reencontrarse con sus compañeros. Además, María Patiño ha podido hablar con ella, nos transmite que está "firme y entera" y nos adelanta que lo que Rosa ha superado es "una adicción a Amador Mohedano".

“Faltan poco más de 24 horas”, comenzaba a decir Rosa Benito en su mensaje. La colaboradora, tras tres meses de baja por prescripción médica, se reincorpora al Deluxe y allí tendrá que enfrentarse a las numerosas polémicas que en su ausencia han surgido.
Rosa continuaba diciendo que el plató le causa “mucho respeto” y añadía: “Tengo mis miedos, mis emociones, pero quiero vivirlo a tope, como creo que nunca lo he vivido”, decía. Pero, sobre todo, lo que Rosa espera es el reencuentro: “Estoy deseando sentarme con todos mis compañeros”.
María Patiño, como corresponsal del ‘Deluxe’ en ‘Sálvame’, comunicaba que ha podido hablar con Rosa, explicaba que su sentimiento es de miedo y nervios pero con una única intención: “contar su verdad” y añadía que su tono de voz delata “una seguridad aplastante”.
Con los adjetivos “entera” y “firme”, María definía el estado de Rosa y transmitía cómo se siente tras su ingreso en una clínica: “Dice que lo que le han curado ha sido una adicción a Amador Mohedano, una adicción puede ser a un hombre, dice que esa adicción está absolutamente superada aunque sigue en tratamiento ambulatorio”.
Rosa le ha dicho que no ha visto nada, prefiere verlo todo en directo para así poder responder a sus compañeros cara a cara: “Dice que no quiere tener sentimientos negativos, quiere contar su verdad y todo lo que ha vivido”. Lo mismo le sucede con Mila, Patiño le preguntaba si había visto las últimas intervenciones de la colaboradora en el Deluxe pero ella negaba: prefiere tenerla delante.
“Lo más complicado para ella, lo más difícil de mañana es responder a las preguntas que estén relacionadas con mi hija Chayo”, continuaba diciendo Patiño, “va a seguir siendo mi hija, y aquí me quedo”.
Por último, por petición de Rosa, María Patiño pedía algo a Belén, una autorización para contar lo que entre ellas han hablado, y Belén Esteban se la daba.