Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Belén Esteban, a Raquel Bollo: "Ahora sí que los 12.000€ han roto nuestra amistad"

Raquel Bollo estallaba, entre lágrimas, por la polémica que los 12.000 euros que debe a Belén Esteban han generado. Aseguraba que iba a pagarle y que ella no ha hecho sino contestar a las preguntas que le han formulado. Poco después, Belén Esteban intervenía asegurando que quiere a Raquel pero añadía que está "harta" de la polémica. Llorando, daba por terminada la conversación pero las especulaciones continuaban y Belén intervenía de nuevo para zanjarlas.

Raquel Bollo sentía "tristeza" e "impotencia" tras escuchar las últimas declaraciones de Belén Esteban sobre el dinero que le debe. A Belén no le habían gustado ni las palabras ni el tono de voz de Raquel asegurando que cobraría los 12.000 euros y, si era necesario, con intereses. Belén explicaba que si lo hizo fue como un favor a una amiga pero también le advertía: "Esa chulería no te la voy a consentir".
24 horas después, Raquel Bollo respondía a estas palabras y, finalmente, estallaba entre lágrimas.  Explicaba que su tono no fue prepotente y que lo único que hizo fue contestar a las preguntas que la redactora del programa le había formulado: "Yo a Belén la quiero mucho, llevamos mucho camino recorrido".
Raquel quería hablar con Belén pero como su compañera prefiere no hacerlo, tendrá que esperar: "A mí no me cuesta ningún trabajo y claro que lo deseo pero ¿Qué hago le pongo un mensaje para decirle tal día te pago? Me gustaría ponerme en contacto para hablar y para que mi amistad no se perdiera (…) Para mí está por encima el cariño y lo que me tenga que decir me lo puede decir con toda la sinceridad".
Raquel se mostraba, además, dolida por el hecho de que pudiera ser Toño Sanchís, representante de Belén Esteban, quien se encargara a partir de ahora del cobro de la deuda. Precisamente a esto respondía Belén Esteban telefónicamente, la colaboradora lo negaba, recordaba que ha evitado hablar de este tema y se dirigía a Raquel: "No entiendo nada, no quiero hablar contigo, yo te quiero mucho pero esto ya me supera, estoy de los 12.000 harta"; "menos entiendo yo", replicaba Raquel Bollo.
Ambas aseguraban que no han querido intervenir en la polémica pero Belén Esteban difería: "En el Polideluxe dijiste que te debía un dinero en ropa que no es verdad", y Raquel matizaba, se refería a que dándole ropa había saldado parte de su deuda.
Belén Esteban comenzaba a llorar: "Si mi amistad con Raquel Bollo se rompiera por 12.000 euros me dolería mucho"; "para mí no se rompe, por eso estoy así", replicaba Raquel. La copresentadora de 'Sálvame' continuaba explicando que son demasiados frentes abiertos, primero el polígrafo de Raquel y ahora el regreso de Rosa Benito: "A mí todo me afecta y yo quiero ya pedir prudencia, lo he hecho de buen corazón y lo haría otra vez si fuera necesario pero basta ya, basta ya".
Belén colgaba, Raquel reiteraba su agradecimiento y decía: "Ya lo he dicho, agradecida no, lo siguiente, sé que lo ha hecho de corazón ¿qué más digo? Que le voy a pagar". Mila le reprochaba que tras las lágrimas de Belén solo dijera que le va a pagar y Raquel estallaba de nuevo: "Estáis siendo muy injustos".
Continuaban los cruces de declaraciones y Belén intervenía de nuevo: "Yo me entero por Kiko Matamoros que me dice el día que te pagan, vale ya, este tema está zanjado por mí"; "no sé si te dije la fecha pero que en cuanto cobrara te lo pagaba", replicaba Raquel. Sin embargo, Belén parecía haber tomado una decisión: "Mañana te voy a ver en unas fotos y te quiero pero no quiero hablar contigo, ahora sí que los 12.000 han roto nuestra amistad, es una pena, pero tú has dicho que me dijiste el día que cobrabas y es mentira, me enteré por Kiko Matamoros".