Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Belén Esteban y Raquel Bollo se reconcilian: "Te quiero mucho, esto no volverá a suceder"

Telefónicamente, Belén Esteban intervenía en el programa para confirmar que su compañera le había hecho una transferencia de 12.000 a primera hora de la mañana. Raquel Bollo comenzaba a llorar y Belén Esteban pedía disculpas: "Lo que más me duele de este tema es que ella se haya sentido humillada, me arrepiento muchísimo". Finalmente, poco antes de terminar el programa, Belén Esteban entraba a plató para darle un beso a Raquel y las colaboradoras firmaban la paz en directo.

Raquel Bollo se comprometió a saldar la deuda que tenía con Belén Esteban de 12.000 euros en cuanto cobrara por su participación en el PoliDeluxe. Sin embargo, las polémicas han sido innumerables y las colaboradoras han acabado enfrentadas. El punto álgido llegaba el día en que Belén Esteban, cansada, aseguraba a Raquel: “Ahora sí que los 12.000 euros han acabado con nuestra amistad”.
Este viernes, Raquel Bollo tenía previsto cobrar y, nada más hacerlo, se ha ocupado de su deuda. Ella estaba en plató pero Belén Esteban no y contaba lo ocurrido telefónicamente. La copresentadora explicaba que a las diez de la mañana su compañera le había escrito un mensaje pidiéndole su número de cuenta para hacerle una transferencia: “A los cinco minutos me han mandado un mensaje del banco diciendo que Raquel Bollo Dorado me había hecho una transferencia de 12.000 euros”.
Los colaboradores aplaudían pero Belén Esteban continuaba con su argumento: “Raquel me ha mandado un whatsapp precioso al que yo he contestado, ella y yo sabemos lo que nos hemos dicho, a mí lo que más me duele de este tema es que ella se haya sentido humillada y que yo le haya podido hacer daño”, decía Belén y Raquel Bollo comenzaba a llorar. “Me arrepiento muchísimo”, continuaba la copresentadora, “no sé si volverá a confiar en mí pero si algún día necesita lo más mínimo, aquí estoy, nunca más volverá a pasar esto”, prometía.
Raquel no podía parar de llorar, pero con lágrimas diferentes a las de los días anteriores. Le daba las gracias a Belén y le decía: “Me quedo con lo de hoy, para mí no es un puto y aparte porque no he dejado de quererte nunca ni de agradecerte lo que has hecho”, concluía.
Finalmente, pocos minutos antes de que el programa terminara, Belén Esteban entraba en plató con un objetivo: dar un beso a su compañera. Las colaboradoras se fundían en un abrazo dando por zanjada así la polémica y Belén le dedicaba unas emotivas palabras: "Te quiero muchísimo y aquí estoy para cuando te haga falta, esto no volverá a suceder".