Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carmen Moraira, sobre Amador Mohedano: "Era su amiga, su amante, su confidente"

Ha estado callada durante 4 años, asegura que la televisión le ha buscado pero ha decidido romper ahora su silencio. Carmen Moraira afirma que tuvo una relación con Amador Mohedano hace 30 años, cuando él ya estaba casado con Rosa Benito y añade que fue algo más porque nunca se sintió "escondida". Es más, afirma que Rosa Benito le llamó "porque quería saber", asegura que le formuló tres pregutnas y está dispuesta a someterse al polígrafo para demostrarlo.

“Estoy cansada de estar callada, de escuchar tantas barbaridades”, decía Carmen Moraira. Afirma que no aparece en televisión ni por dinero ni por fama y añade que durante cuatro años “la tele me ha buscado”, pero toma la decisión de sentarse ahora tras ver la intervención Amador en el Deluxe y el tono que empleó para hablar con Rosa Benito. Además, dejaba claro algo: "No soy la del balcón".
Carmen nos contaba su historia. Afirmaba que conoce a Amador Mohedano de toda la vida porque sus abuelas eran vecinas, a los 21 años ella quiso ser cantante, quería marcharse a Madrid y sus padres decidieron que la llevara alguien de su confianza, Amador Mohedano, que entonces trabajaba en la oficina donde representaban a Rocío Jurado.
“Hablo con Rosa, me ofrezco de canguro para quedarme con Chayo, Fernando y Salvador”, continuaba narrando y añadía que vivía en un piso de alquiler pero, con el tiempo, pasó algo: “A los seis meses caigo en las manos de Amador y me cuenta su película”.
“Me cuenta que estaba enamorado de su novia de Chipiona, va a una gala a Alicante y Rosa se queda embarazada”, en ese momento, la situación habría cambiado según Carmen: “Su hermana le dice: ‘Te casas con Rosa’ o eso es lo que a mí me cuenta”.
“Empezamos a mantener una relación”, continuaba diciendo Carmen y explicaba que el nombre a esa relación se lo tendría que poner él porque ella, aunque Amador estaba casado, nunca se sintió escondida. Es más, asegura que convivieron durante algunos días: “Él me llama un día a las dos de la madrugada, me dice que lo recoja, lo recojo con una maleta y se viene a mi casa. Se queda cuatro días y la amante termina a los cuatro días dando un paseíto en las barcas del Retiro”.
“¿Decidió abandonar a Rosa?”, le preguntaba Paz Padilla y ella asentía: “Claro”. Sin embargo, algo pasó y Amador regresó a su casa: “Yo lo llevé, le llamó su hermana”.
Es más, Carmen afirma que Rosa Benito le llamó por teléfono y le formuló tres preguntas: “Ella quería saber qué había pasado, yo le dije que no era la amante, que hubo una relación”, decía. Además, quiere demostrarlo: “Si Rosa quiere nos sentamos las dos en un polígrafo a ver quién dice la verdad”.
Rosa Benito: "A quien vuelva a decir que me casé embarazada, la voy a demandar"
Tras el testimonio de Carmen Moraira, Rosa Benito regresaba a plató y negaba haberse casado con Amador habiendo estado embarazada. Está cansada de escucharlo y no lo va a permitir más asegurando que emprenderá medidales legales contra quien lo diga. Además, reivindica tanto sus sentimientos como los de Amador: "Yo no me casé porque mi cuñada Rocío nos obligase. Yo me casé porque nos volvimos los dos locos. Mi marido hacía locuras por verme".