Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diego Soto, expareja de Karmele Marchante: "Nos casamos por interés económico"

“Dice que no quiere salir en televisión pero está grabando lo que le da la gana", decía Karmele Marchante tras escuchar las primeras declaraciones de Diego Soto, quien fuera su pareja. El Deluxe emitirá la conversación en la que Diego habla de su relación y nos adelanta una parte en la que afirma: "Fue un espectáculo de boda porque lo único que hicimos legal fue un certificado de convivencia en el Ayuntamiento de Madrid". Karmele responde.

Diego Soto, ya expareja de Karmele Marchante, mantuvo una conversación con la responsable del portal en el que él estaba registrado. Carlota Corredera, directora del Deluxe, afirmaba que tanto Diego como su interlocutora, Begoña, han dado su consentimiento para que esta conversación vea la luz y mostraba lo que asegura es solo "un aperitivo" de la conversación que emitirá el programa este viernes.
En las primeras declaraciones, Diego afirmaba que conoció a la colaboradora “en una red social” y añadía: “Como persona no me impresionó nada”, y es que decía no ver la televisión, por lo que no la conocía. Su relación comenzó, sin embargo, parece que solo funcionó durante un período de tiempo: “Estuvo bien durante los dos o tres primeros años”.
“Él puede decir lo que quiera”, replicaba Karmele Marchante desde una sala VIP, “más mentiras de las que a mí me ha dicho, no puedo reciclar más”. La colaboradora de ‘Sálvame’ se quejaba, cree que Diego mentía cuando le decía que no quería intervenir públicamente: “Dice que no quiere salir en televisión pero está grabando lo que le da la gana, que diga la que quiera. Es muy fácil no dar la cara”, le reprochaba.
Pero había más declaraciones. Según Diego, Karmele “necesita dinero de la tele” y añadía: “Nos casamos por interés económico”, al parecer, motivado por Karmele: “Dice por qué no nos casamos y yo me hago unos Deluxe que me dan más dinero y cosas de esas (...) Digo yo no me puedo casar contigo, yo estoy divorciado de la primera, pero de mi segunda mujer estamos solamente separados”.
Por ello, decidieron convertirse, según Diego, no en matrimonio sino en pareja de hecho: “Convenimos hacer una boda que no fue una boda, fue un espectáculo de boda porque lo único que hicimos legal fue en el Ayuntamiento de Madrid un certificado de convivencia en la misma casa que no tiene nada que ver con una relación matrimonial, sí pareja de hecho me parece que se llama”. Además, parece que este momento supuso un antes y un después para Diego: “A partir de ese momento mi vida entra en una especie de precipicio porque empieza mi exmujer otra vez a crear problemas, el caso es que desde ese momento de la boda mi vida fue un infierno”.
“¿Entonces por qué estuvo?”, se preguntaba Karmele Marchante tras escucharle, “más cosas no las puedo… dice que no hemos hecho una boda, hicimos una pareja de hecho en la comunidad de Madrid, estoy buscando el certificado y posteriormente hicimos una ceremonia laica”.
“¿Hiciste un negocio con tu boda?”, preguntaba entonces Paz Padilla; “a la vista está que no”, replicaba Karmele Marchante. Y si su respuesta es cierta o no lo comprobaremos este viernes 10 de enero dado que la colaboradora de ‘Sálvame’ se somete al polígrafo.