Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Karmele Marchante: "No tengo fuerzas, ni como, ni duermo, ni nada"

Ha sido la primera vez que vemos a Diego. En la secuencia emitida por 'Sálvame', el ya exmarido de Karmele Marchante aparece junto a su amiga Begoña y con la mujer que podría ser su nueva pareja. Karmele Marchante veía estas imágenes en directo y afirmaba que el hecho de que esté o no con otra mujer no le importa, lo que le enfada es la mentira: "lo que me parece mal es el engaño y la traición"

Karmele Marchante observaba desde plató las primeras imágenes de Diego Soto desde que anunciara su separación. En ellas, el ya exmarido de la colaboradora aparece en compañía de su amiga Begoña pero desde ‘Sálvame’ explicaban que no estaban solos. Tras ellos había una mujer que, Elena, quien podría ser la nueva pareja de Diego.
"Elena me da igual", decía Karmele Marchante desde plató, lo que le enfada es la mentira: "a mí lo que me parece mal es el engaño, la traición y saber que la tal Begoña, que decía que hace siete años que no ve a Diego, resulta que están en Madrid hoy".
Su reacción era comentada por sus compañeros porque la creían demasiado tibia: "¿Qué hago? Me pongo a llorar y me dicen que es un cuento ¿Cómo estoy por dentro yo al ver eso? ¿Cómo puedo estar? ¡Pues hecha una mierda! Porque si yo a este señor lo he estado defendiendo a muerte todo el tiempo, no hay derecho a que me diga que está en África", estallaba. Karmele aseguraba que se está volviendo loca y desmentía: "Si alguien puede imaginar que yo estoy compinchada con esa gente, no sé para qué, les regalo el pensamiento".
Poco después, Kiko Matamoros pedía que repitieran las imágenes para explicarnos que había alguien más con ellos. Según el colaborador de ‘Sálvame’, Diego no estaba solo acompañado de estas dos mujeres, también había dos hombres: "Estos dos señores son dos abogados que Begoña ha puesto a disposición de Pichurrín y es Begoña la que corre con los gastos". Matamoros continuaba diciendo que Begoña, "muy cabreada por el acoso y la burla que sufrió por parte de Karmele mandándole mensajes hasta las seis de la mañana", habría facilitado a Pichurrín que entrara en contacto con estos abogados "para que demande exclusivamente a Karmele".
La colaboradora de ‘Sálvame’ se defendía recordando que Begoña afirmó que Pichurrín quería demandar, pero no solo a ella, también a otros colaboradores. Además, atacaba a Begoña: "Dice que yo la acoso cuando esa noche estoy con gente en casa y le pongo mensajes. Ni una palabra ofensiva ni obscena, eran palabras divertidas". Pero los colaboradores seguían sin creerle: "Si nadie me cree ¿Para qué voy a hablar?" y se alejaba del plató.
Entonces, Jorge Javier Vázquez comentaba con la coach Cristina Soria que cuando conoció a Karmele, era una mujer divertida pero que percibe que ha perdido el sentido del humor".
Karmele se marchaba y hablaba a solas con el presentador, se declaraba molesta porque nadie le cree: "No tengo fuerzas, ni como, ni duermo, ni nada". "¿Qué es la vida ahora para ti?", le preguntaba; "ahora es un sufrimiento", replicaba ella. Eso sí, tiene el objetivo de mejorar: Quiere volver a ser la misma "personalmente y profesionalmente".
Poco después, llegaba a plató Paco, dueño de un bar en el que se realizan fiestas de solteros a las que, asegura, ha acudido Diego. Junto a los colaboradores de 'Sálvame' recreaban la situación y Karmele se derrumbaba. La colaboradora, entre lágrimas, abandonaba el plató.