Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Raquel Bollo desvela el secreto de la relación su hijo y su exnuera

Todo comenzó cuando Laura, hermana de la exnuera de Raquel Bollo, intervenía en 'Sálvame' asegurando que la colaboradora tiene dos caras, calificándole como "falsa" y afirmando que había intervenido en la ruptura de su hermana y Manuel. Raquel Bollo negaba sus palabras y demostraba su apoyo a Aguasanta, su exnuera. Sin embargo, pasados los días, Laura intervenía de nuevo diciendo que tenía algo que contar y que, por el horario del programa, era imposible. Así, Raquel Bollo decidió contar lo que Laura anunciaba: "Si eso no se para, mi nuera hoy estaría como Isabel II".

El testimonio de Laura provocaba que Raquel Bollo se derrumbara en directo. Es la hermana de Aguasanta, su exnuera, calificaba a Raquel como "falsa", afirmaba que había intervenido ne la ruptura de la pareja y que tiene una doble cara. La colaboradora le desmentía y también la propia Aguasanta, que concedía unas declaraciones al programa poniéndose al lado de su exsuegra.
Pero la polémica ha continuado. Pasados los días, Laura intervenía de nuevo en 'Sálvame', esta vez dando la cara y en directo. Afirmaba que el motivo de sus declaraciones era algo que sucedió en octubre y que no podía contar por cuestiones de horario del programa. Laura se enfrentaba a Belén Esteban y reiteraba que, a partir del momento en que el hijo de Raquel, decidió cantar, ella empezó a tratarles de otro modo: "Me viene una persona de su entorno a decirme que su hijo no puede estar con Santi, que no puede estar con mi familia porque somos una familia inferior y su hijo está por arriba de todo".
En ese momento, la propia Raquel Bollo, ausente en plató, decidía despejar las dudas. En una conexión telefónica decía: "Antes de que lo digas tú lo voy a decir yo, lo que llevas vendiendo y estás escondiendo, quiero que la gente lo sepa", empezaba a decir. Paz Padilla le aconsejaba prudencia pero ella tenía las cosas muy claras: "El verano de este año a mí se comunica la situación que hay entre mi hijo y ella", decía. Aclaraba que, si estuvieran en un programa de noche podría ser más explícita y añadía: "Si eso no se para, mi nuera hoy estaría como Isabel II".
Continuaba contando que cuando a ella le comunicaron la situación "llorando tanto una parte como por otra", ella simplemente habló con ellos desde la experiencia: "Sólo di un consejo, como otro día se lo di a Isabel II, porque yo he tenido dos muy joven".
Si Raquel ha callado es por respeto tanto a su hijo como a Aguasanta. Además, aseguraba que si Aguasanta hubiera decidido "estar hoy como está Isabel II, aquí estaría pero, y es una conversación que mantuve con el padre de esta señora, económicamente hubiera sido para mí, porque mi hijo tiene 18 años y está empezando a cantar y mi nuera todo el dinero que coge es para ayudar en su casa, esta señora de eso también se ha ayudado".
La colaboradora de 'Sálvame' aún no comprendía cómo Laura quería contarlo: "Hay que tener mucha sangre fría para que tu hermana te llore y te diga que no quiere que esto salga en la calle porque no es pública y tú, como no he hablado en 'Supervivientes', en 'Mujeres y Hombres'… porque evidentemente no tengo mando para meterte en ningún sitio, has querido hacerlo de esta manera, no me dañas a mí, dañas a tu hermana. No dañas ni a mi hijo porque tiene 18 años". Raquel Bollo afirmaba que ha vivido con la amenaza de que esto saliera a la luz, intentó impedirlo "por no dañar ni a mi nuera ni a mi hijo" pero se preguntaba: "¿Qué pareja en España con 18 años, o 20 o 30 no sucede esto? Esta señora lo ha utilizado para vender".
Eso sí, la colaboradora anunciaba que va a tomar medidas legales: "Por supuesto que lo voy a demandar (…) Y ahora que el dinero te sirva para otra operación". "Esa es la bomba que esta señora lleva un mes tratando vender, es por lo que estaba yo llorando", concluía.