Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kiko Matamoros, emocionado: “No voy a ser vengativo con mis hijos, actué mal una vez y me arrepiento mucho”

Tras los muchos desencuentros entre los hijos de Kiko Matamoros y su pareja, Makoke, que la hija del colaborador concurse en ‘GH VIP’ junto a Javier Tudela, hijo de Makoke, ha reavivado la polémica. Laura enviaba un duro mensaje a Kiko, molesta por las palabras de halago que dirigía a Javier, y Kiko se declaraba sorprendido y disgustado. Pasados los días, Laura declaraba que sigue sin hablar con su padre y él, cuando le preguntaban qué quería decirle antes de que comience el concurso, se emocionaba al dirigirle un mensaje y hablar de sus hijos.

Los hijos de Kiko Matamoros, Laura y Diego, señalan a Makoke como la culpable del distanciamiento con su padre. Los desencuentros en la familia han sido muchos por lo que la entrada de Laura y Javier, hijo de Makoke, en ‘GH VIP’, reavivaba la polémica.
El colaborador hablaba de ambos, expresaba su deseo de que la convivencia fuera buena, aseguraba que la relación ha sido normal y apuntaba que tenía contacto con su hija. Sin embargo, las palabras que Kiko dirigía a Javier despertaban el enfado de Laura, que dirigía un duro mensaje a su padre.
Pasaban los días y la polémica continuaba. El colaborador pasaba el fin de año en Nueva York y Laura Matamoros declaraba que no había vuelto a hablar con su padre. Ahora, Kiko regresa de sus vacaciones, asegura que no entrará en conflicto con ninguno de sus hijos y apuntaba que, si Javier y Laura se enfrentan, le dará la razón "a quien la tenga”.
Kiko Matamoros confesaba que no había vuelto a hablar con Laura tras el mensaje que recibió, confesaba que a lo largo de su vida han tenido algún encontronazo “por cosas lógicas de las relaciones de padres e hijos” pero aseguraba que si alguna vez le han necesitado ha estado: “Yo entiendo que el entendimiento suyo de las circunstancias que han rodeado nuestra vida sea distinto del mío”, decía.
No cree que hable con ella antes de que entre en la casa de Guadalix de la Sierra y se emocionaba lanzándole un mensaje: “Que tenga mucha suerte de verdad, me gustaría, por ella y por su futuro, que tenga un paso digno”. En cuanto a la polémica, cree que tanto Laura como Javier pueden hablar de todo “pero siempre desde la verdad y con un punto de objetividad y respeto”, decía.
“Me emociona porque tengo un sentimiento de pérdida”, respondía Kiko ante las preguntas de Paz Padilla y narraba que lo pasó mal cuando Laura se marchó de casa, “pensaba que íbamos a tener una relación normal y cordial ¿no? Pero luego después de lo del otro día ya tengo muchas dudas”, decía.
Matamoros no es consciente de haber dicho nada que pudiera ofender a su hija, tampoco qué ha entendido ella de sus palabras y apuntaba que tampoco tiene que renunciar al cariño de quien está con él desde hace años pero añadía: “Lo que quiero es lo mejor para ellos y ojalá lo sepan hacer los dos bien”.
“No he dejado de apoyar a mis hijos en mi vida, una vez con Diego me equivoqué, estaba indignado pero en la medida de los posible siempre he intentado poner de mi parte, mirar a otro lado, olvidar”, reflexionaba Matamoros. Cree que tiene “mucha responsabilidad” en cómo ha gestionado su vida “porque no es fácil acertar en determinadas circunstancias” y decía: “Posiblemente no he sabido yo ver que había cosas que yo entendía que eran normales y que a ellos les estaban haciendo daño”.
“Yo no voy a ser en mi vida vengativo con mis hijos, actué una vez mal, me arrepiento mucho, pero si me tienen que dar que me den lo que quieran que de mí no van a tener respuesta”, concluía el colaborador de ‘Sálvame’.