Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

María Patiño: “Isabel Pantoja está viviendo una situación límite”

María Patiño asegura que personas cercanas a Isabel Pantoja le ha mostrado su preocupación por la situación que estaría viviendo la tonadillera. Sin hablar de diagnósticos médicos, apuntaba que la cantante vive “una situación límite” en el ámbito personal, aseguraba que Isabel “no se relaciona con nadie” y que sólo pueden ir a Cantora a visitarla “sus hijos y su sobrina”. Gema López completaba esta información explicando que la situación hace que los tiempos de cara a programar su reaparición artística se alarguen. 

Aludiendo a la información que Israel López daba en ‘El programa de Ana Rosa’, que hablaba de “fobia social” de Pantoja, María Patiño aseguraba haber recibido más información. Al parecer, personas cercanas a Pantoja le han transmitido, no un diagnóstico médico, sino una situación: “Me cuentan que es bastante más cruda de lo que creemos, una situación que me atrevo a decir que es límite”.
Según la colaboradora, Isabel “está sin relacionarse con nadie”, tampoco nadie podría ponerse en contacto con ella telefónicamente y añadía que “su círculo más cercano”, no podría acercarse a Cantora, algo que sólo podrían hacer sus hijos y su sobrina, Anabel.
Es más, Patiño hacía un llamamiento a los hijos: “Le digo a Anabel y a los dos hijos de Isabel Pantoja que su madre necesita si no salir, empezar a tener contacto con la gente que la quiere y que están deseando animarla”. 
Ante esta información, Gema López apuntaba que Pantoja está “aislada” y que esta situación está “alargando los tiempos” para programar una reaparición artística de la cantante.
Anabel Pantoja, presente en plató, ni confirmaba ni desmentía y es que prefiere no abordar el tema: “No es que no pueda, es que no quiero”, decía.