Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chelo Gª Cortés, a sus compañeros: “Me han hecho una cámara oculta ¿Nunca habéis dicho cosas de las que os arrepentís?

Una cámara oculta ha pillado a Chelo Gª Cortés criticando a sus compañeros de ‘Sálvame’ y ellos no dudaban en replicar y en describir a la periodista como “falsa”. Tras pedir disculpas, Chelo se marchaba de plató y, tras unos minutos, explicaba lo sucedido. Estaba enfadada por algo que le habían pedido y estaba desahogándose con su equipo de ‘Diario Che’, su sección en ‘Sálvame’. “¿No habéis tenido un mal momento y habéis dicho cosas de las que os ibais a arrepentir? Se me ha hecho una cámara oculta y me he desahogado”, preguntaba a sus compañeros. 

“Prefiero hablar poco y no mentir”, “no chillo en plató ni hago la croqueta”, “soy la única con categoría, de alguna manera, ahí”… Con estas palabras, Chelo Gª Cortés se desahogaba así con su equipo de ‘Diario Ché’, pero le estaban grabando y ‘Sálvame’ emitía un avance de las declaraciones.
El avance era suficiente para desatar las críticas de sus compañeros de plató. Kiko Hernández se ofrecía a pasarle el pinganillo, Mila Ximénez la llamaba “falsa” y Chelo  explicaba lo sucedido: “Me habían pedido que hiciera unas cosas que no quería hacer, me fui calentando y fui hablando”. Además, la colaboradora pedía perdón: “Disculpas a todos mis compañeros, la pena es que confiaba en las dos personas que iban conmigo”.
Pero la tensión en plató continuaba y, finalmente, Chelo abandonaba el plató diciendo: “Pongo mi puesto a vuestra disposición. La colaboradora se marchaba a maquillaje y Belén Esteban transmitía que estaba nerviosa y dispuesta a dejar el programa.
En plató, Belén intentaba restar importancia a lo sucedido pero Kiko Hernández se mostraba muy molesto: “Con mi puesto de trabajo no juega chaquetitas, yo no te perdono, con mi pan tú no juegas al igual que yo no juego con el tuyo”.
En ese punto, Chelo Gª Cortés regresaba y argumentaba lo sucedido: “No voy a echar la culpa a los compañeros de ‘Diario Ché’, pero la conversación me ha picado lo suficiente, yo no tengo un buen día y he dicho lo que pensaba en ese momento”. Sus compañeros dudaban y Chelo se dirigía a ellos: “¿No habéis tenido un mal momento y habéis dicho cosas de las que os ibais a arrepentir? Se me ha hecho una cámara oculta y me he desahogado, no tenía la conciencia de que tenía una cámara oculta”.
Además, dejaba claro que no había querido “ridiculizar” el trabajo de sus compañeros. “Soy incapaz de hacer lo que hace Mila, si yo tuviera un pinganillo no sabría hacer lo que hace Kiko Hernández, tampoco la vehemencia de María Patiño, soy esta”, decía y reiteraba sus disculpas. 
Tras su argumentación, Mila Ximénez se sentaba a su lado y, aunque se declaraba ofendida por lo que Chelo había dicho del programa, aceptaba sus disculpas. 
Hernández firma la paz con Chelo Gª Cortés
Kiko Hernández se mantenía en su postura dado que no aceptaba las críticas de su compañera pero, tras ver su último reportaje en ‘Diario Che’ y las disculpas de la colaboradora, decidía enterrar el hacha de guerra. “Chelo, un mal día lo tiene cualquiera”, le decía y se acercaba para darle un beso, ante lo que la colaboradora se emocionaba.