Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

J.J., a Pantoja: "Yo vengo de trabajar y usted de la cárcel, que no le ha servido de nada"

Jorge Javier Vázquez cree que Isabel Pantoja ha utilizado su entrevista en ‘El Hormiguero’ para enviarle un mensaje y ha decidido responder como nunca: “¿Cree que hacía falta actuar con semejante desprecio hacia alguien? ¿Necesitaba humillar a alguien así?” Le recuerda que no le regaló a su perrita, sino que fue el encargado de entregársela y aclara: “Dice que a su perrita la quiere "venga de donde venga" ¿De dónde vengo yo? De trabajar, usted viene de la cárcel”, un lugar que cree “no le ha servido de nada”. El presentador se siente utilizado, pero le deja algo claro: “Una vez que no le sirvo me da una patada y me envía a la mierda, prefiero estar en la mierda que a su lado”.

“Sé que trabajo en un programa que durante mucho tiempo ha sido muy crítico con Isabel Pantoja pero durante ese tiempo he intentado mantener un escrupuloso silencio”, ha dicho Jorge Javier Vázquez al inicio del programa. El presentador ha intentado poner un poco de distancia, incluso mediar para que la crítica de los colaboradores no fuera “excesiva”. Sin embargo, las declaraciones de la cantante en ‘El Hormiguero’ le hacen tomar una decisión: “Jamás pensé que iba a suceder lo que va a suceder, para mí se abre ya un nuevo tipo de relación con la señora Pantoja y espero no volver a tener que cruzármela en mi vida”. 
Siente "muchísima rabia acumulada" y es que cree que no se lo merece "bajo ningún concepto". Además, recordando que la cantante siempre alude al sufrimiento de su madre ante las polémicas que la rodean, le dice: “Madres tenemos todos y a nadie le gusta que a ningún familiar suyo se le hable con el desprecio que habló usted ayer. Porque ayer usted de mí no solo habló con desprecio, habló con asco”. 
Y, hechas estas aclaraciones, el presentador ha ocupado a solas el centro de plató y ha respondido a la cantante de una forma clara, rotunda y arrolladora. 
"Ayer, la señora Pantoja dio una entrevista a Pablo Motos en ‘El Hormiguero’, una entrevista pactada en la que todo estaba estructurado y estipulado y ella, que no da puntada sin hilo, decidió utilizar la entrevista para enviarme un mensaje. Es muy de enviar mensajes, pero nunca da la cara, no te llama y te dice ‘estoy cabreado’, es su modus operandi: la cobardía.
Si usted está enfadada conmigo me llama y me lo dice, pero si quería que me enterara de algo, de que usted y yo hemos roto relaciones desde hace tiempo, no hacía falta lo de ayer ¿Usted cree que hacía falta actuar con semejante desprecio hacia alguien? ¿Necesitaba humillar a alguien de la manera que lo hizo? ¿Le gusta actuar así? ¿Tratar así a la gente que le ha apoyado? Probablemente sí, por eso se encuentra tan sola.
Quiero decir que la señora Pantoja tenía muy claro que me quería lanzar un mensaje y lo peor es que utilizó a un perro, hay que ser muy ridículo para utilizar a un animal para enviar un mensaje. Le pregunta Pablo Motos quién fue la persona que le regaló a su perrita Sisi. Yo no le regalé la perrita, en aquella época trabajaba en Antena 3 con Ana Rosa Quintana y el equipo de ‘Sabor a ti’ decidió regalarle la perrita, yo se la entregué.

Se lo juro por lo más sagrado, después de cómo se portó aquella tarde la señora Pantoja con Chelo García Cortés, que ya en aquella época cobraba de Chelo por las exclusivas y la humilló en directo (siendo al parecer su amiga), cuando vi por un pasillo a la señora Pantoja con la perrita, les juro que pensé, ‘pobre perrita’. Le pregunta Pablo Motos quién se la regaló y dice Isabel Pantoja: no voy a pronunciar el nombre de quien me la regaló, se refería a mí, aunque no se la regalé, se la entregué. Me llamo Jorge Javier Vázquez, señora Pantoja.
Dijo ella, 'a mi perrita la quiero aunque venga de donde venga' ¿De dónde vengo yo? Yo vengo de trabajar, usted viene de la cárcel, del trullo, del talego, que parece que viene de unas vacaciones de playa y le ha llovido, no señora, viene de la cárcel y en la cárcel a una no la meten porque desafine. A propósito de la cárcel, merecemos una reflexión del sistema penitenciario, pensamos que las cárceles sirven para que la gente reflexione. A usted no le ha servido de nada, sigue siendo la misma persona resentida que entró y sigue haciendo gala del victimismo. No le ha servido de nada, es el mundo contra mí, no señora, no es así, por eso usted está como está.

Si tuviera un mínimo de dignidad, señora Pantoja, usted me hubiera llamado muchas veces por teléfono para agradecerme el trato que he tenido con sus hijos sobre todo en el ‘Deluxe’, porque han venido aquí y yo me podía haber cargado a sus hijos pero por respeto a usted, el que le tenía, he intentado que el paso de sus hijos por el ‘Deluxe’ fuera el menos dañino, si tuviera un mínimo de dignidad, hubiera descolgado el teléfono para darme las gracias.
Pero a usted no le importa nada de eso, a usted solo el importa facturar y cuando no se factura, usted no existe.  Ocurrió una vez que vino a mi casa, que cenamos y le enseñé uno de los salones de mi casa (tampoco hay muchos) y su frase fue: ‘¡Qué bonito sitio para hacer una exclusiva!’ Esa es su vida, las exclusivas, facturar, vender, cobrar, vender, cobrar, es el hilo argumental de su vida.
Pero yo ya no le sirvo, para usted soy un bono basura, he captado la idea, no se preocupe. Le serví, cuando la entrevisté en ‘Supervivientes’, cuando dimos las campanadas, le serví en aquella época porque quería meterse en Mediaset y cobrar. Y me utilizó, me utilizó y una vez que no le sirvo me da una patada y me envía a la mierda, prefiero estar en la mierda que a su lado”.

Ahora tiene otro compañero de juegos, otra víctima diría yo. Cuando vi la entrevista me sonó mucho, las mismas risas falsas, esas risas falsas con las que me obsequió, esos intentos de emocionarse y no llorar, que ayer lo intentó cinco veces y no lo consiguió. Debe mejorar la técnica que ya lleva mucho currado. Señora Pantoja ¿cómo pudo sorprenderse de esa manera cuando le llamó Kiko Rivera si todo el mundo sabía que iba a entrar su hijo?
Fue a cenar con Motos, también cenó conmigo ¿Le habló de Encarna Sánchez? ¿De María del Monte? Creo que no, porque ayer dio a entender que le gustaba mucho un invitado que estuvo en ‘El Hormiguero’, debo deducir que fue como una cena de heteros. ¿Ha valorado mi silencio acerca de las cosas que me ha contado? Pese a lo mal que se ha portado conmigo porque si yo tuviera que actuar según usted se comporta con los demás… 
Vuelve a los escenarios, me produce mucha alegría saber que tiene tanto descanso entre concierto y concierto. Por cierto, estuve cenando una vez con una grandísima artista de este país que fue amiga suya, qué curioso, cada vez que se habla de sentimientos en su caso siempre ese habla en pasado. Me dijo esa artista que tuviera cuidado con su vibrato que suena como un brontosauiro. Me da mucha alegría que descanse tanto entre concierto y concierto claro que después de estar en el trullo para mierda de gira tiene. Pregúntese por qué.
Y para finalizar le quiero decir algo, ya que me desprecia tanto y le doy tanto asco ¿Sabe lo que haría yo en su caso? Perdona que te meta, Anabel: pagar a mi sobrina para que no tuviera que trabajar al lado de un ser tan deleznable como yo. Pero para eso se necesita tener un mínimo de dignidad. Gracias".