Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los colaboradores desfilan con los estilismos de los jóvenes diseñadores

Belén Esteban desfilaba con un vestido de Pepa García hasta los pies, de seda muy fantasioso. Gustavo González, llevaba una creación de Teresa Carreño, que jugaba con la piel desnuda, la red y el cuero.  Raquel Bollo entraba a pasarela con un diseño de José Perea, y cual cordobés, el diseño desprendía todo el olor y color de Andalucía: rojo pasión. Gema López iba vestida con un diseño de Cristina Ramírez, con la espalda descubierta y en tonos rojos. Jesús Manuel, como si de un caballero cervantino se tratara, llevaba un traje de ‘Parodi Paradise’ (Alejandro Robledo). Lliris Ayuso escogió a Lydia Lozano para vestir su traje blanco con aires orientales. Carlota Corredera desfilaba con una creación de Raúl Gallego con la parte de arriba blanca y los pantalones verdes.  Kiko Hernández, llevaba un estilismo a lo ‘London’ con tonos marrones, muy Sherlock Holmes de Sara Urmeneta. Karmele Marchante, con un traje en forma de bombón salía a desfilar con el diseño de Helena Brazo y Ana gallego. Terelu Campos, muy decimonónica con un vestido y una pamela que jugaba con las gasas y el verdes oliva, de Daniel y Leticia. Kiko Matamoros vestía una camiseta larga blanca con tonos doradoras de Carol Vargas. Rosa Benito, vestía un traje ajustado en tonos blancos con un árbol que escalaba hasta el cuello de Arantxa Neira. Chelo García-Cortés entraba desfilaba con un estilismo estilo militar futurista de Elizabeth Ortega. María Patiño, desfilaba con un vestido con forma de reloj romano, negro y acartonado de Arantxa Martín.