Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Belén Esteban se encuentra con un roto en su economía a pesar de haber pagado todo

Toño cobraba una comisión del 30%, 20% por representación y 10% por encargarse de los temas de asesoría fiscal y abogados de Belén. No obstante, desde las cuentas de Belén salían todos los meses 700 euros para pagar un asesor fiscal (amigo de Toño), seis veces más de lo que debería. Además, Toño y este asesor le recomendaron a la colaboradora un plan de pensiones de 30 euros al mes, una cifra sospechosa en relación a los ingresos de Belén.